Tras meses de pelea, Italia cede ante la UE y acepta bajar las metas del déficit

Se acabaron las amenazas y las burlas, el gobierno populista italiano cedió ante la Unión Europea. Propuso en Bruselas bajar al 2,04% su déficit de balance, que representa disminuir en casi siete mil millones de euros su maniobra financiera para 2019. Evitó así el costoso procedimiento de infracción que se avecinaba para el miércoles 19. La Comisión Europea, cuyo presidente Jean Claude Junker, fue insultado varias veces por el hombre fuerte del régimen, el xenófobo Matteo Salvini, quien lo trató de borracho, dijo tras recibir al primer ministro Giuseppe Conte que la negociación ahora aparecía “positiva”. El premier Conte, que no tiene juego proprio, regresó a Roma para consultar a los que tienen el poder efectivo en sus manos: Salvini, ministro del Interior, y jefe de la Liga, y Luigi Di Maio, ministro de Trabajo y Desarrollo, líder del Movimiento 5 Estrellas. Ambos son viceministros y deciden todo en nombre de la alianza populista al gobierno que controla el 60% de los escaños parlamentarios.

Mirá también

En un nuevo documental, Nanni Moretti compara la dictadura de Augusto Pinochet con la Italia actual

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
El proyecto de balance nacional para el año próximo que había rechazado la Unión Europea, causando varios sismos en los mercados y fugas de capital, preveía el 2,4% de déficit con fuertes gastos sociales en la óptica del crecimiento con déficit. Pero Italia tiene una deuda pública gigantesca, la cuarta del mundo, del 131% de la riqueza nacional, el PBI.La Comisión Europea consideró inaceptable echar más leña al fuego de tanto pasivo que hace poco creíble la capacidad de pagar los títulos del tesoro que se compran para conseguir el dinero que no hay. Los populistas contestaron acusando a la UE y a sus enemigos, amenazando con ir adelante a toda costa. El déficit al 2,4% “no se moverá un milímetro”, dijo Di Maio. Más o menos lo mismo afirmó Salvini.

Mirá también

Ante una multitud en Roma, el xenófobo Matteo Salvini reafirmó su mano dura contra los inmigrantes

Pero el principio de realidad terminó prevaleciendo. Acorralada por tres crisis simultáneas, la de Gran Bretaña, Italia y Francia, los otros países de la UE aislaron a los italianos, que podían contagiar la debilidad al euro, la moneda única, y perjudicar las economías de los 27 socios de la UE.Las negociaciones continúan pero es realista pensar que se llegará a un punto de acuerdo. El problema para los populistas es cómo financiar sus planes sociales de subsidios a los pobres, de reformas del sistema de pensiones y rebajas de impuestos con siete mil millones de euros menos. Una solución al menos parcial es poner en rápida marcha la privatización de inmuebles del estado, que en 2019 permitirían entradas por mil ochocientos millones.Además los subsidios a los pobres por 9 mil millones y una reforma de las pensiones por otros 6.700 millones se estirarían en el tiempo dejando una parte para el 2020. “El acuerdo no es suficiente”, dijo este jueves el comisario de la UE Pierre Moscovici, pero aclaró que “poniendo cada parte lo suyo se puede llegar a buen puerto”.El clima y los tonos han cambiado. Los mercados respondieron mejorando sus expectativas. El “spread” que mide el aumento de las tasas de interés, que viajó en las negociaciones tormentosas arriba de los 300 puntos, bajo a 162.Roma, corresponsal

Fuente