Valeria Schapira cuenta cómo enfrentó la pérdida de su mascota más querida

No somos “dueños” de otro ser, somos compañeros de camino. No somos superiores a los animales, somos simplemente distintos a ellos. Esta mística atraviesa todo el libro Adiós, cómo afrontar la partida de nuestros mejores amigos, una oda antiespecista y un canto al amor. “Joy llegó a mi vida hace 11 años cuando yo pensaba que los animales se compraban, y buscaba un alivio para mi soledad de entonces. Pensaba que sería bueno un perro para ir a correr al parque, para mitigar mi soledad”, explica la comunicadora Valeria Schapira. Pero Joy -cuyo nombre significa “diversión”- fue más que un perro de entrenamiento, fue todo lo contrario, porque desde chico tuvo problemas para caminar y fue operado dos veces. “Tenía displasia de cadera, hubo que operarlo de muy chiquito. No sabían si iba a poder volver a caminar y el doctor Gerosa hizo el milagro con sus  manos de que caminara firme durante toda su hermosa vida.”Valeria Schapira, conocida por su perfil orientado a abordar temas de pareja y vínculos, encontró en este amor perruno algo distinto, un aprendizaje de los más valiosos. “Joy me enseñó todo; primero, que los animales son seres que sienten, tanto como nosotros o más, que tienen un alma pura, que los amigos no se compran. Me hizo preguntarme por qué habiendo tantos sin casa compramos uno de raza”. Si Joy no hubiera caído en las manos sanadoras de Valeria, a causa de su discapacidad de nacimiento hubiera sido un “descarte de criaderos”. Ella le agradece a este compañero haberla acercado al proteccionismo. “Hemos compartido con Joy una vida maravillosa y fue mi mejor maestro”, dice. Cuando le encargaron el libro Adiós, cómo afrontar la partida de nuestros mejores amigos, sintió que era su misión hacerlo. En ese momento Joy vivía, aunque ya enfermo. “Lo terminé de escribir, lloré mucho en ese proceso que de alguna manera fue un duelo anticipado, lo presenté, y a los días, como si me hubiera dejado con la misión cumplida, Joy partió. La ola de amor que despertó en la gente que lo conoció habla de un ser que trajo una misión muy clara: concientizar acerca del amor a los animales y la lucha contra el maltrato animal. Cuando terminen de caer las lágrimas que aún quedan, siempre lo recordaré con el amor del ser más maravilloso que he tenido en mi vida”, concluye Valeria. 

Mirá también

Música para animales y otros tips para cuidar a tu mascota de la pirotecnia

Ver esta publicación en Instagram Querido amigo: te invito en estas fiestas a recordar con mucho amor a aquellos que ya no están físicamente pero vivirán siempre en tu corazón y en tu alma. Te invito también a abrazar fuerte y a compartir con todas aquellas personas y seres que – aún no siendo de tu familia de sangre – son tu familia. Porque el mundo es nuestra familia y entenderlo es fundamental para que podamos tratarnos con más respeto y amor. En estas fiestas siempre se sienten más las ausencias claro. Mi vida -como la de todos – está llena de ausencias. Pero también de hermosas presencias y hoy decido hacer foco en ella guardando en mi alma los hermosos momentos vividos con los que ya no están en este plano. Te deseo una bendecida Navidad seas de la religión que seas. Navidad es nacimiento y deseo con todo mi corazón que te permitas renacer. Te abrazo, Valeria #feliznavidad #amor #chiñor Una publicación compartida de Valeria Schapira (@valeriaschapira) el 24 Dic, 2018 a las 5:56 PST

Newsletters Clarín

Entremujeres | El horóscopo semanal, moda, bienestar, pareja, género y todo lo que te interesa

Todos los miércoles.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Algunas pautas del último libro de Valeria Schapira Adiós. Cómo afrontar la partida de nuestros mejores amigos (Editorial Vergara). Respetá tus tiemposNo te apures. No pretendas que todo vuelva a estar en el lugar que estaba. Eso es imposible. Quien se ha ido vivirá siempre en tu corazón, pero su ausencia física será lo que más notarás, sobre todo durante los primeros tiempos. Puede que estés “enchufadísimo” haciendo cosas y de repente te quedes sin energía alguna. Es parte de la historia, no te asustes. Habrá momentos en que quieras llenar el vacío, te agotes de hacerlo y entonces pases al más absoluto desgano.Aceptá gradualmente los cambiosCuando parte un ser amado —ya sea persona o animal—, cambian nuestras rutinas. Lo extrañamos. La vida se modifica. Un animal tiene sus hábitos, sus horarios de comida, sus paseos, sus visitas al veterinario, que ahora pasarán a ser baches en nuestra agenda. No te apresures a llenarlos de actividades y compañías.

Mirá también

Como Airbnb pero para mascotas: estas chicas se ganan la vida amando perros ajenos

Ver esta publicación en Instagram Aunque a veces sea dolorosa, la vida no deja de ser mágica y brindar señales que solo podemos ver si estamos atentos. Hace menos de un mes presente mi libro “Adiós, cómo afrontar la partida de nuestros mejores amigos” con herramientas prácticas y espirituales para afrontar el duelo de nuestros perros y gatos. En el prólogo del libro, le escribí una carta a Joy en la que le decía – entre otras cosas – : “Escribo como una despedida entre nosotros y la comparto con quienes saben de qué hablo cuando hablo del lazo entre el animal y el ser humano. Escribo antes de que decidas partir. Simplemente sos un perro viejo y es ley de la vida que los viejos mueran antes que los jóvenes… Escribo estas líneas como una despedida. Quienes dicen “es solo un perro” no saben que un alma enorme habita en tu cuerpo peludo. Te amo”. La nota a la que pertenece este título es de @lanacioncom y la escribió la entrañable @jibarrionuevo Joy fue un ser tan sabio que me acompañó durante todo el proceso de escritura y lanzamiento del libro… y luego se fue. #señales #chiñor #perros #adiosamigopeludo Una publicación compartida de Valeria Schapira (@valeriaschapira) el 9 Dic, 2018 a las 7:42 PST
Si ese animal ha estado enfermo, con seguridad dedicaste gran cantidad de tiempo al cuidado de su salud, y si se encontraba en los últimos momentos de su vida en este plano, es probable que hayas experimentado el llamado “síndrome del cuidador”, el agotamiento físico y psíquico que deviene de afrontar el cuidado de un ser enfermo. El desgaste emocional y corporal ha sido intenso. Descansá. Te lo pide tu cuerpo y también tu alma. Lo necesitás. Poco a poco

Mirá también

Perros coquetos: el auge de la moda canina

Sé paciente con vos mismaProdigate mucho amor, mimos, contemplá tus sentimientos y escuchá a tus tripas. No hagas lo que no tengas ganas de hacer. Se ha ido alguien muy importante en tu vida. Merecés el tiempo para recuperarte.A los juicios de terceros ante la muerte un animal amado, lo mejor que podemos hacer es oídos sordos.No intentes explicarles nada a los demásEse lazo, ese amor único e intransferible, no tiene por qué ser justificado ante nadie. Una sociedad que explota a los animales para su propio consumo tampoco parece ser el campo más fértil para la empatía cuando parte uno de ellos. Claro, habrá mucha gente que va a entender tu dolor y te va a acompañar, pero no es necesario que abundes en detalles del vacío que sentís cuando estás frente a alguien que no parece ofrecer ningún tipo de comprensión o, incluso, pueda llegar a hacer chistes con lo que te ocurre.No te asustesSeguramente busques a tu compañero por toda la casa o creas verlo y te pongas muy triste al notar que fue solo tu percepción. Hasta incluso podrías asegurar que lo viste o escuchaste realmente, y pienses que estás enloqueciendo. Se trata de una sensación que se considera normal durante el duelo. Más adelante podrás tener percepciones más “espirituales” de la presencia de un ser que ha partido, por ejemplo en los sueños o a través de manifestaciones físicas. Cualquiera sea el caso, no estás loco.

Mirá también

Mascotas alérgicas: los síntomas, tratamientos y formas de prevención

Ver esta publicación en Instagram Cuidar de un otro nunca es fácil: implica salirse del ombligo y priorizar los tiempos, emociones y necesidades físicas de ese otro ser. Cuidar de un otro es algo poco frecuente en los tiempos narcisistas que corren pero te puedo asegurar que cuando logras salirte de tu yo y ayudas a alguien la vida adquiere un sentido. #reflexionenvozalta #pensamientos Una publicación compartida de Valeria Schapira (@valeriaschapira) el 19 Nov, 2018 a las 7:28 PST
No te dejes apurarMuchas veces a la gente que nos rodea le molesta lidiar con nuestro dolor simplemente porque escapa al suyo propio y no tolera verlo en otro. Por ello pretenderán que volvamos al ruedo enseguida, que estemos animados, que nos riamos como antes. Son los tiempos de ellos -y sus necesidades-.  Respetá los tuyos.

Mirá también

Entre viandas congeladas y tutoriales de Instagram, la tendencia de la comida saludable también llega a las mascotas

Fuente