Fuerte apoyo de la Casa Blanca al gobierno de transición venezolano

Estados Unidos dio este sábado un paso más contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, al pedir la formación de un nuevo gobierno de transición, como reclama la oposición. Tras reiterar que el líder chavista está ocupando en forma “ilegítima” el cargo, Washington reconoció como única autoridad a la Asamblea Nacional (Parlamento con mayoría opositora).“Es hora de iniciar una transición ordenada hacia un nuevo gobierno. El pueblo de Venezuela se merece vivir libremente en una sociedad democrática gobernada por un Estado de derecho”, afirmó el vocero de la diplomacia estadounidense, Robert Palladino.

Miles de venezolanos dan su apoyo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. (EFE)

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
En el comunicado, el funcionario norteamericano remarcó su apoyo al Congreso venezolano para iniciar “la restauración de un gobierno constitucional”, aunque remarcando que debía hacerse “de forma pacífica”. También advirtió que “el gobierno de Estados Unidos continuará utilizando todo el peso de la economía y la diplomacia para presionar en pos de la restauración de una democracia real en Venezuela”.Maduro, reelegido el 20 de mayo en unos comicios en los que no participó la oposición porque los consideraba fraudulentos, comenzó el jueves un segundo mandato de seis años, cuya legitimidad no reconoce gran parte de la comunidad internacional ni la Asamblea Nacional.

Mirá también

Jorge Faurie anticipó que Bolsonaro y Macri harán un pronunciamiento conjunto sobre Venezuela

Después de denunciar a Maduro como “usurpador” del cargo, el titular del Parlamento, Juan Guaidó, se erigió como presidente interino invocando artículos de la Constitución que determinan esa instancia ante un vacío de poder. Al mismo tiempo convocó a una gran movilización para el 23 de enero a favor de un “gobierno de transición”.Guaidó obtuvo el apoyo de la gran parte de la comunidad internacional, desde Estados Unidos a Europa, así como el de la mayoría de los países latinoamericanos , entre ellos Brasil, Chile y Argentina. Sin embargo, la diplomacia enfrenta una difícil encrucijada ante esta particular situación. Los analistas consideran que si bien en lo técnico la oposición lleva las de ganar, en la cuestión práctica es diferente.Según Guaidó, la Constitución lo legitima para asumir el poder mientras se convoca a elecciones. Pero la realidad es bastante diferente en un país donde el chavismo controla todos los poderes.

Mirá también

Otro capítulo del drama bolivariano

William Brownfield, ex embajador de Estados Unidos en Venezuela, reconoció esta complicada situación. “Hay momentos en los cuales un argumento legal, una postura legal tiene que enfrentarse al mundo real. Guaidó está muy pero muy restringido en lo que se le va a permitir hacer dentro de Venezuela, y si cruza cualquier línea roja tiene muchas posibilidades de terminar en prisión”, afirmó en un debate organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en Washington.El viernes la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, una dirigente ultrachavista, amenazó a Guaidó con mandarlo a la cárcel. “Ya te acomodé la celda, con tu respectivo uniforme, espero que nombres rápidamente a tu gabinete para saber quiénes te van a acompañar”, dijo.La Organización de Estados Americanos (OEA) también declaró “ilegítimo” el gobierno de Maduro y pidió nuevas elecciones presidenciales “con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y legítimo”. El secretario general del organismo, Luis Almagro, reconoció decididamente a Guaidó como el presidente interino de Venezuela.El otro elemento importante en este escenario es el Grupo de Lima, donde Brasil, Argentina, Perú, Chile y Paraguay vienen presionando fuerte al gobierno de Maduro. Hace una semana lo instaron a no asumir este segundo periodo. Pero el líder chavista los desafió jurando ante la Corte Suprema. Ahora todos ellos reconocen como única autoridad legítima al Parlamento venezolano.“La credibilidad de este grupo está en juego. Qué están dispuestos a hacer ahora que los han desafiado. Es un momento diplomático un poco alarmante”, especuló Fernando Cutz, ex asesor de seguridad nacional del gobierno de Estados Unidos. Para el analista, la pregunta clave es cómo van a responder estos países latinoamericanos. Y citó el ejemplo de Paraguay, que decidió directamente romper relaciones con Venezuela.Mientras tanto, Guaidó comenzó este fin de semana a preparar la gran marcha del 23, con la intención de conseguir el respaldo popular necesario para avanzar con su proyecto de convocar a un gobierno de transición. Sin embargo no será una tarea fácil teniendo en cuenta el desánimo de la población, abatida por la represión y el rígido control de los poderes ejercido por el chavismo. Hasta ahora, lo único concreto en Venezuela es que la solución política a la crisis institucional está cada vez más lejos.

Fuente