Guido Süller habló sobre su preocupante estado de salud

Guido Süller preocupó a ayer, lunes, cuando subió a las redes sociales un video donde les contaba a sus seguidores que se encontraba internado, con la cara deformada y que le estaban haciendo estudios para poder darle un diagnóstico. 

Mirá también

Guido Süller grabó un video desde la habitación donde está internado

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Hoy por la tarde, Guido Süller mantuvo un largo diálogo telefónico con “El diario de Mariana” (El Trece) y dio detalles sobre la compleja enfermedad que lo obliga a seguir internado en el hospital Austral. Según explicó, además de tener la cara hinchada, lleva cuatro días con 38 grados de fiebre y los médicos no logran bajarle la temperatura.Por otra parte, Guido Süller manifestó que está completamente solo y que hasta el momento en el que dio la nota, la única persona que se había acercado a visitarlo era una ex compañera de trabajo de la época en la que él se desempeñó en Aerolíneas Argentinas. Asustado por el estado y el pronóstico de su enfermedad, Guido Süller habló a corazón abierto con “El diario de Mariana” y comentó todo lo que venía sufriendo en los últimos meses en los que se dedicó por completo al cuidado de su madre, que tiene 90 años y está enferma. 

x

“Estoy tratando de mirarme lo menos posible al espejo, estoy con mucha fiebre y ese es mi temor más grande”, se sinceró Guido. “Es muy feo vivir con fiebre -añadió-. Hace cuatro días que no bajo de los 38 grados, ya me han dado de todo y no me la pueden bajar. Mi miedo es que la infección avance, porque es muy peligroso tener una infección en la cara porque está el cerebro cerquita. Hay otro posible diagnostico que se llama angioedema”. Cuando le pidieron que comentara cómo había comenzado el cuadro que lo llevó a la consulta médica y la posterior internación el fin de semana último, Guido Süller respondió: “Me levanté una mañana y dije ‘tengo los ojos hinchados debo haber dormido mal’, así que puse la cara abajo de la canilla y dejé que el agua corra, pero me tocaba los pómulos y tenía dolor. Entonces, me vine a la guardia del Hospital Austral y me dieron una batería de medicamentos y yo los empecé a tomar al pie de la letra”

Guido Süller compartió su preocupación en la red social Instagram.

“¿No te internaron?”, le preguntaron. “No, me internaron tres días después cuando ya casi era Cuasimodo -contestó-. Es una enfermedad muy desconocida, parece. Yo nunca la había escuchado, parecía un loco adentro de mi casa, porque no salía, me daba vergüenza y las pocas personas que me vieron y me conocen me preguntaban ‘¿qué te pasó?, y yo no sabía que contestar”. “Esperé hasta el sábado, y domingo y volví al Hospital-siguió Guido Süller-. Pensé que en esos días, en las guardias, por ahí no están los mejores médicos , pero cuando me vieron, directamente me internaron en una habitación y me dijeron ‘no te vas hasta que no te cures'”.En otro orden de cosas, Guido contó que está atravesando la enfermedad en absoluta soledad: “Recién hace un par de horas vino Claudia, una compañera de Aerolíneas y me está haciendo compañía. Pero si no, estaba solo. Mi mamá tiene 90 años y no puede, está desorientada. Tomasito (su marido) está en Córdoba, porque trabaja allá, en una peluquería, y sé que su jefe no le dio permiso para venir”.

Imagen de archivo. Guido Süller y Tomasito en el día de su casamiento. (Movilpress)

Mirá también

Guido Süller se casó con Tomasito

Guido Süller estuvo desde el mes de agosto último al cuidado de su mamá y, según explicó, la situación fue muy estresante para él.  “Fue muy dura la convivencia con mi mamá -admitió-. La llené de amor, de cariño, le cocinaba, la hacía la cama, la atendía… hice todo, pero parece que no alcanzó. El error fue mio de tratarla como si estuviera sana. Le hacía leer, hacer crucigramas, a escuchar tangos, le ponía los noticieros, hablábamos de actualidad…”.

Imagen de archivo. Guido Süller junto a su mamá, quien actualmente tiene 90 años y está enferma.

En cuanto a su marido, Tomasito, Guido Süller sostuvo: “Me alejé de él porque mi mamá no lo quiere. Es más, me alejé de mis amigos y viví para ella”. En relación a los festejos del 31 de diciembre último, Guido contó que soñaba con tener juntos a Tomasito y a su madre. “Yo quería pasar las fiestas con ellos. Pero si mi mamá lo reconocía, armaba un escándalo. Entonces, fuimos a la casa de unos amigos y él tuvo que ir disfrazado con gorra, capucha y anteojos. Así, mi mamá no lo reconoció nunca. Eso te hace mal psicológicamente, te afecta, porque decís ‘¿cómo una madre no va a aceptar a alguien que uno quiere?’. Ella no quiere a Tomasito y tampoco sabe nada de mi vida sexual y amorosa”.

Imagen de archivo. Nélida, la mamá de Guido Süller.

Cuando los panelistas de “El diario de Mariana” le consultaron por su hermana, Silvia Süller, Guido fue terminante: “Tiene un costado muy toxico y no podía estar con las dos porque se odian entre ellas -explicó-. Por mi salud mental y física, no puedo…”.”¿Te llamó?”, le preguntaron en referencia a Silvia. Lapidario, Guido respondió: “No, no le importa nada. Debe estar pensando en el 20 por ciento de la herencia que le corresponde si me muero”.”Yo tengo una gran frustración porque las dos mujeres de mi vida son mi hermana y mi madre -se sinceró Guido Süller-. Y siento que ninguna de las dos siente por mí lo que yo siento por ellas. Es una frustración muy profunda porque lo que he hecho con mi mamá estos meses no tiene nombre”. 

Imagen de archivo. Silvia Süller.

“¿Sentís que tu mamá no te quiere?”. “Y.. no mucho… Poquito y nada… que le vamos a hacer… -dijo Guido, con la voz muy triste-. Me cansé de ser el orgullo de mis padres. Por eso estudié Arquitectura, por eso tengo doce mil horas de vuelo, me jubilé en Aerolíneas Argentinas con un legajo impecable. Yo soy una persona a la que le gusta querer y me encanta dar amor, y el público eso lo percibe. Ellas se lo perdieron porque no es fácil tener una persona que te quiera tanto, pero mi mamá ya no entiende y mi hermana ya está”. 

Mirá también

Guido Süller estaba dando un móvil, pero se metió su madre y lo mandó al frente

En cuanto a su hermano Marcelo, Guido no anduvo con vueltas y, sinceridad total, declaró:  “Es un desastre, la jueza determinó una perimetral y no podía acercarse a la vivienda de mi familia, pero hace tres días violentó el portón del garage y se metió de prepo. Acaba de cometer un delito, ahora está viviendo ahí. Todavía nadie lo denunció porque yo estoy súper enfermo y creo que cuando el juez se entere va a accionar”.

Fuente