River pasó muy rápido del sueño de la Superliga a la necesidad de reinventarse

Con la espuma del rutilante triunfo ante Boca en la Copa Libertadores en la cabeza, River soñó en grande y pensó en ganar los cuatro partidos que debía para pelearle la Superliga a Racing. Pero duró nada la ilusión. El cachetazo de Defensa y Justicia del sábado pasado no hizo reaccionar al equipo que comanda Marcelo Gallardo y Unión lo superó con muy poquito. Ahora, River ya no pensará más en ganar el campeonato local y volverá a padecer hasta el final del mismo con el posible ingreso a la Copa Libertadores 2020.River no podrá disputarle la Superliga a Racing por dos razones: primero, está muy lejos de la Academia; segundo, juega mal. Se dijo y se repite: le costará demasiado al elenco de Núñez reemplazar a Pity Martínez. Deberá hacerlo desde lo colectivo porque no tiene un futbolista con esas características en el plantel. El miércoles volvió a quedar claro. River tiene mucho pase intrascendente, poca gambeta y nula movilidad. Entonces, le cuesta generar peligro.

Mirá también

River volvió a perder en el Monumental y se complica en la Superliga

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.widget.newsletter figure, .widget.newsletter .mt h4, .widget.newsletter .mt .data-txt, .widget.newsletter .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Se recuerda: a la Libertadores de 2020 se clasifican los primeros cuatro de la Superliga. Huracán ocupa ese puesto con 27 unidades; River suma 19, con dos partidos menos. Sucede que hay varios equipos (siete) en el medio. “No tuvimos el comienzo de año que queríamos. Queda levantar la cabeza y trabajar para mejorar”, explicó el juvenil Exequiel Palacios. Y sumó: “No nos podemos dar el lujo de relajarnos. Es hora de cambiar el chip para poder ganar el domingo. Unión hizo el mismo partido que hizo Defensa y Justicia el fin de semana. No jugamos bien, no tuvimos conexiones de mitad de cancha para adelante y ellos acertaron las pocas que tuvieron”.Serán tiempos de preguntas para Gallardo. ¿Le faltan refuerzos a River? ¿Con qué esquema táctico debe jugar? ¿En qué sector ubicar a Juan Fernando Quintero? ¿Quién tiene que ser el sustituto de Jonatan Maidana? La tarea para el Muñeco y el cuerpo técnico no será sencilla, pero ya la ha realizado todos los años. Se trata de reinventar al equipo. El fixture indica que los partidos que le quedan son: Patronato, Godoy Cruz, Vélez, Racing, Rosario Central, Banfield, San Martín de Tucumán, Newell’s, Atlético Tucumán, Independiente, Talleres y Tigre.

Mirá también

Leonardo Ponzio y River se acercan y despejan las dudas

El primer objetivo del año de River se perdió: no peleará la Superliga. El torneo local vuelve a ser el talón de Aquiles para Gallardo. En la mira del conjunto de Núñez quedarán clasificar a la segunda fase de la actual Libertadores y obtener la Recopa Sudamericana (enfrentará a Atlético Paranaense, campeón de la Copa Sudamericana 2018, entre mayo y junio).Llegará rápido la revancha para River: el domingo recibe en el Monumental a Patronato de Paraná, seguramente con varios cambios y con el capitán y emblema Leonardo Ponzio desde el inicio.

Fuente