Amenazado, un director ruso de cine elige YouTube

Por VALERIYA SAFRONOVALas amenazas empezaron al dar las 12 del mediodía, cuando Aleksey Krasovskiy, un director de cine ruso, comenzó a recibir llamadas telefónicas y mensajes sobre “Holiday”, un filme en el que estaba trabajando. “Varios hombres me esperaron en la entrada de mi antiguo edificio de departamentos”, dijo. “Afortunadamente, me había mudado. Eso me salvó”. Dijo que el hecho de que planeaba hacer una comedia sobre el sitio de Leningrado, un asedio de 900 días en esa ciudad durante la Segunda Guerra Mundial que resultó en alrededor de un millón de civiles muertos, estaba apareciendo repetidamente en llamadas y mensajes, así como en blogs, periódicos y programas políticos. Sin haber visto la película, los medios de comunicación acusaban a “Holiday” y a Krasovskiy de burlarse de la historia rusa y deshonrar a los veteranos de guerra. Krasovskiy pensaba que el acoso, que comenzó a mediados de octubre, duraría sólo unos días, pero continuó durante más de un mes. Un funcionario de alto nivel en Rusia Unida, el partido del presidente Vladimir V. Putin, dijo que pediría a los funcionarios que no le otorgaran un permiso de distribución a la película, reportó una agencia de noticias del Estado. En lugar de arriesgarse a ser censurado, Krasovskiy decidió no solicitar el permiso.

Las “vacaciones” se centran en el asedio de Leningrado, un bloqueo de 900 días durante la Segunda Guerra Mundial. (Vasiliy Ivanov)

El 2 de enero, subió “Holiday” a YouTube, con instrucciones de hacer un donativo para “pagar” por verla. La producción costó casi 60.000 dólares, dijo Krasovskiy, y el dinero era en mayor parte suyo, con ayuda de una campaña de financiamiento colectivo, y de Sergey Astakhov, cinematógrafo de la película. “Holiday” tuvo alrededor de 1.3 millones de vistas y recaudó más de 52.000 dólares. Tiene subtítulos en ruso e italiano, y próximamente en francés e inglés. “Antes de rodar esta película, hablé sobre la historia con parientes de los sobrevivientes”, dijo Krasovskiy. “Sabía que cuando fuera estrenada, la gente se daría cuenta de que no ofende sus memorias”. La película presenta a seis actores —una familia de cuatro integrantes y dos invitados que no son totalmente bienvenidos— y toda la acción se desarrolla en un departamento en Leningrado. Está ambientada en la víspera de Año Nuevo cuando el asedio está en su máximo apogeo, pero, de algún modo, la familia parece adinerada, algo que se esfuerzan por ocultar y luego por justificar. Astakhov, cinematógrafo de la película, dijo que se habría opuesto a la idea de hacer una comedia sobre el asedio mismo. Pero “Holiday”, dijo, “no trata de los veteranos ni de la gente que sufrió y murió. Trata de la gente que sobrevivió y que le hacía frente a cuestiones de moralidad”. En YouTube, los comentarios señalaban que los funcionarios corruptos en Rusia deben haberse reconocido en los personajes principales de la película. “Esta película es una alegoría para el régimen de hoy”, escribió un usuario, “en el que los funcionarios se vuelven locos de codicia, al medir su valor con yates, autos y villas”. Mientras tanto, añadió, los rusos “se aprietan el cinturón, economizando incluso en necesidades básicas”, y “trabajan sin descanso hasta la muerte tan sólo para alimentarse”. Desde que “Holiday” está disponible en YouTube, las críticas mermaron, dijo Krasovskiy. Y, añadió, gente que tal vez nunca habría escuchado de su trabajo se pone en contacto con él y lo apoya. “Por primera vez, subalternos y funcionarios trabajan en mi nombre”, dijo Krasovskiy. “Cual departamento de relaciones públicas”. © 2019 The New York Times

Fuente