La Noche de las Ideas: migraciones, democracia y futuro, en el intenso debate

Las ideas, como las olas, llegan, golpean y despabilan. También salpican y, finalmente, permanecen. A media tarde, cuando el sol se vuelve una caricia, algunos bañistas abandonan el agua y se involucran en las actividades intensas que ofrece La Noche de las Ideas, este encuentro que arrancó el miércoles en Ostende y continúa viernes y sábado en el Museo MAR marplatense.

Barbara Cassin en plena charla. / Andrés D’Elia.

Hace calor en el bar del Viejo Hotel Ostende, allí la convocante filósofa Barbara Cassin sacude su pelo ondeado y también sacude las conciencias veraniegas al traer el escenario europeo de la recepción o rechazo de esos hombres y mujeres que el mar arroja a sus costas: los migrantes convertidos en refugiados, en gente sin territorio firme. Cassin elige un acercamiento poético reflexivo para poner en evidencia una cuestión que, en realidad, afecta al mundo entero y que nadie se acerca a poder resolverlo, básicamente porque no pueden comprender qué significa ser un huésped y qué significa ser un anfitrión. “Me parece que en la actualidad, para enfrentar la actualidad, al menos entre nosotros (¿qué nosotros?), en Francia, en los países mediterráneos, en Europa, en América, en el mundo, no es posible no preocuparse por la recepción de los ‘desplazados’, ‘inmigrantes’, ‘exilados’, etcétera, como se los quiera nombrar”, explica a una audiencia que ha dejado la comodidad de la reposera para venir a oír un veredicto político social que tal vez la haga sentir corresponsable de esta injusticia global y social.

Mirá también

Mirá también

Patrick Boucheron: “El arte político más inmediato no es el que está en los museos”

Cassin, exquisita y amigable, es requerida en todos los pasillos y momentos de confraternización por colegas, estudiantes, observadores casuales pero también preocupados por la coyuntura que les tocó en suerte. Ella no duda en magnificar el pensamiento de la filósofa alemana Hannah Arendt, exaltar la figura de Ulises, el que vuelve a reclamar su hogar; toma también La Eneída para subrayar, con pasión, lo que significa “estar en casa”. Es lo que siente Arendt cuando se refugia en Estados Unidos en su huida del nazismo y al mismo tiempo reclama y mantiene su acento alemán porque “su patria es la lengua alemana, la lengua en la que su madre le cantaba las canciones de cuna, la de los poetas, escritores y pensadores que han creado esa lengua y esa cultura, y que le han dado forma a ella”.

Performance con Mariana Bellotto. / Andres D’Elia

Los escenarios de la discusión filosófica varían. El psicoanalista Alejandro Dagfal habló en el jardín del hotel sobre “La historia como desafío: estudiar el pasado para entender el presente y reinventar el futuro”. Allí señaló que la historia muestra, en primer lugar, el carácter diferencial del pasado. Es decir que en el pasado las cosas se pensaban y funcionaban de otra manera. Y concluyó que “un futuro que incluye la posibilidad del cambio histórico es mucho más rico, mucho más abierto, que un futuro que sólo se basa en las herencias del pasado o en las verdades del presente. En ese sentido, la historia constituye un verdadero desafío. Y es una herramienta de transformación insoslayable”. También Alejandro Katz se refirió al futuro de la democracia, Eduardo Jozami habló del neoliberalismo y la renuncia a la historia y Silvia Hopenhayn abordó “la eternidad rotativa en Bioy Casares” con el ronroneo del mar de fondo: habló en el jardín del parador playero del hotel.

Expone Magdalena Cámpora, doctora en Literatura Comparada. /A. D’Elia

Newsletters Clarín

Libros para compartir | Te recomendamos dos títulos y te contamos por qué no te los podés perder

Todos los lunes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Como no sólo de filosofía, política ni psicoanálisis viven los hombres y las mujeres, también hubo tiempo para una performance participativa con Marina Tampini y Francesca Fedrizzi en la playa con el título y consigna: “Un vuelo compartido con los pies en la arena”. Más allá, sentados a la sombra, el actor Esteban Feune de Colombi lleva sus “poemas a la carpa”: lee al oído una lírica con ecos marítimos.En breve se vuelven a cerrar las valijas de argentinos y franceses que marcharán hacia Mar del Plata para continuar este viernes con La Noche de las Ideas, encuentro organizado por la embajada de Francia en la Argentina y la Fundación Medifé. Algunos segmentos de la programación se pueden seguir desde la Televisión Pública y Radio Nacional, que realizan transmisiones en vivo.

Fuente