Sergio Massa piensa en un “tapado” para Provincia y apuesta al voto útil en las presidenciales

Entre Rutas Argentinas y Señora de las cuatro décadas, Sergio Massa salió de campaña “a capela”. Mientras canturreaba temas del Flaco Spinetta y de Ricardo Arjona con aliados que fue subiendo a su camioneta durante el “carpool” que ya paseó por cinco provincias y por la redes sociales, fue instalando su nueva estrategia: la de abandonar la avenida del medio y abrazarse a la ilusión del “voto útil”.El plan lo diseñó el catalán Antoni Gutiérrez Rubí, el mismo que asesoró a Cristina Kirchner en 2017. Apunta a demostrar que la ex presidenta no podrá batir a Mauricio Macri en un balotaje y que el líder del Frente Renovador tendrá las mejores chances de representar a los que quieren terminar a toda costa con la gestión de Cambiemos. Al menos, el hashtag (traducción moderna de “consigna”) ya lo echó a correr en las redes sociales: “Hay alternativa”.

Mirá también

Mirá también

En Mar del Plata, el peronismo de Alternativa Federal se vuelve a juntar y a tomar distancia del kirchnerismo

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
El primer acto consistió en dejar las medias tintas y pararse como un francotirador: es lo que Massa hizo desde Washington, al anunciar que el nuevo gobierno deberá renegociar la deuda con el FMI. El segundo consiste en dejar que corran los rumores de un eventual acuerdo con el kirchnerismo, como anticipo de un intento de seducción hacia el votante que se ubica de ese lado de la grieta.Con todo, aún el tigrense deberá sortear obstáculos más complicados que los baches que se le interponen en las rutas argentinas. Uno de ellos es el “efecto Lavagna”.

Mirá también

Mirá también

Tucumán: Juan Manzur avanza en la unidad con los K, pero José Alperovich insiste en ir por afuera

En ese caso, el antídoto de Massa es la seguridad de que el ex ministro Roberto Lavagna no se presentará si tiene que enfrentarlo en internas. En cambio, el salteño Juan Manuel Urtubey le dio señales de que no se baja. Las PASO del 11 de agosto serán el momento cumbre para poner a prueba la supervivencia del frente Argentina Federal, que pasado mañana hará su puesta de verano en Mar del Plata.Con todo, la más pesada hipoteca que deberá levantar será la falta de un candidato taquillero en provincia de Buenos Aires, eje de todas las batallas. En el massismo admiten que la unificación de las elecciones a gobernador con las presidenciales lo obligan a una solución imaginativa, dado que los principales referentes del PJ se encolumnarán con Cristina, atendiendo a su arrastre en el distrito.

Mirá también

Mirá también

Encuestas, corte e intendentes: claves de la unificación de la elección en Provincia

Desde la Fiesta de la Salamanca, en Santiago del Estero, el propio Massa le aseguró a Clarín que lo tientan tres opciones:# Sacar a caminar a “una nueva Vidal”, es decir a una figura joven y desconocida que pegue el batacazo como la ahora gobernadora PRO. Ahí saca ventaja su asesora digital, la ex radical Valeria Arata, una diputada provincial de Junín.# Promover a otro diputado poco conocido, Jorge D’Onofrio, un peronista cultor de la mano dura que lo vinculó al ex alcalde neoyorkino de la “tolerancia cero”, Rudolph Giuliani.# Sorprender con un outsider de la política. Por ahora no hay pistas, pero se sabe que tanteó a Facundo Manes, aunque el neurocientífico prefiere armar con el polo progresista.De todos modos, se sabe que el massismo puro presiona a su líder para que juegue con cartas probadas, para evitar una fuga de intendentes (en sus filas quedaron once) que a esta altura parece irreversible. Desde ese palo le recomiendan un binomio integrado por la jefa de su bloque de diputados, Graciela Camaño, y Luis Andreotti, jefe comunal de San Fernando. A fin de mes se espera la gran noticia para este boletín. 

Fuente