Super Bowl: el impactante show de Maroon 5 en el entretiempo más esperado

Como ocurre todos los años en febrero, Estados Unidos se paraliza para seguir la final del Super Bowl, que en su edición número 53 es transmitida en 180 países y 25 idiomas. En la gran fiesta del deporte, el juego cobra tanta importancia como el show del entretiempo, que capta la atención de millones de telespectadores y cuyo segundo de publicidad se cotiza como en ningún otro evento en el mundo.En este contexto, el grupo Maroon 5 fue el gran protagonista del “halftime”, luego de que otros intérpretes como Rihanna o Pink se negaran a actuar por una polémica vinculada a las reivindicaciones en favor de la comunidad negra estadounidense.

x

Resulta que en en 2016 el jugador Colin Kaepernick de San Francisco decidió no permanecer de pie durante el himno a modo de protesta por los numerosos casos de tiroteos de policías contra ciudadanos negros. A pesar de que la dirección de la Liga de Fútbol Americano respaldó al deportista, Kaepernick no fue contratado por ningún equipo desde 2017 y ahora una nueva normativa obliga a los jugadores a estar de pie durante el himno.

Mirá también

Mirá también

Patriots contra Rams, lucha de titanes en el Super Bowl de los récords

Adam Levine y todo su carisma en el Super Bowl. AP

En medio de ese escándalo todavía latente y del choque entre Los Patriots de Nueva Inglaterra y Los Rams de Los Ángeles, Adam Levine y su banda hicieron delirar a la multitud que llenó el estadio Mercedes Benz de Atlanta, la casa de los Falcons de esa ciudad.

x

Levine cantó sus hits sobre un escenario en forma de “M” y bajo un gran show de fuegos artificiales, luces y otros efectos que cautivaron a los presentes.

Big Boi y Sleepy Brown con Adam Levine en Atlanta. REUTERS

Los tres veces ganadores del Grammy además compartieron escenario con el rapero Travis Scott, Big Boi y la cantante de soul Gladys Knight, quien había entonado el himno estadounidense en la previa del encuentro.

x

A su vez se presentaron los spots comerciales más creativos del año y los tráilers de las películas. Eso sí, las compañías que anunciaron a través de la televisión tuvieron que pagarle 5,5 millones de dólares por cada comercial de 30 segundos a la cadena CBS, que es la que poseía los derechos de trasmisión.

Adam Levine estuvo en un escenario con forma de “M”, muy cerca de la gente. Reuter

Mirá también

Mirá también

Es la hora del Súper Bowl, el show más estadounidense de todos

Fuente