Quién es la jueza que condenó a Lula da Silva por otro caso de corrupción

La jueza Gabriela Hardt, quien este miércoles condenó a Luiz Inácio Lula da Silva a 12 años y 11 meses de prisión por supuesto lavado de dinero y corrupción parece ser la nueva “enemiga” del ex presidente. La magistrada quedó a cargo de la causa Lava Jato provisionalmente, en sustitución de Sergio Moro, el popular juez anticorrupción que asumió el cargo de ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro.Hardt, de 42 años, es considerada una jueza de “línea dura”. Magistrada desde 2009, ya tuvo un fuerte contrapunto con el líder del Partido de los Trabajadores cuando éste fue a declarar, el 15 de noviembre pasado, en el juicio por los supuestos sobornos recibidos en el marco de las refacciones de la hacienda de Atibaia, en San Pablo.

Mirá también

Mirá también

Condenan a Lula da Silva a 12 años de prisión en nuevo caso de corrupción

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response)
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () );
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Ese día, Lula salió por primera vez de la dependencia policial donde está detenido desde el 7 de abril, para ir al juzgado. El interrogatorio fue más corto y menos tenso que el protagonizado en mayo del año pasado con Moro -convertido en el “archienemigo” del ex presidente-, aunque no estuvo exento de momentos difíciles.Al comienzo de la sesión, Lula y la jueza Hardt discutieron brevemente cuando el ex presidente cuestionaba si la justicia lo consideraba dueño de la hacienda de Atibaia. La magistrada dijo que la acusación no versaba sobre la propiedad y frenó los intentos de argumentación de Lula advirtiendo que el interrogatorio estaba a su cargo.”Si usted va a comenzar en ese tono conmigo, vamos a tener problemas”, aseguró.

Mirá también

Mirá también

El plan de Sergio Moro: cómo piensan atacar el crimen y la corrupción en el Brasil de Jair Bolsonaro

En este nuevo proceso, el ex presidente (2003-2010) responde a las acusaciones de corrupción pasiva y lavado de dinero -las mismas por las que cumple una condena de 12 años y un mes- esta vez por haber facilitado supuestamente a las constructoras OAS y Odebrecht contratos con la estatal Petrobras a cambio de obras en una hacienda en Atibaia, interior de San Pablo.El caso por el que ya está preso -pues fue condenado en segunda instancia- se refiere a un departamento en la localidad de Guarujá, también en el estado de San Pablo, que habría recibido como soborno de la constructora OAS por haberla beneficiado en un contrato de obra pública.En ambos casos, Lula se declara inocente y asegura que los procesos forman parte de un complot en su contra.Hardt fue nombrada jueza federal en 2009, para un juzgado en Paranaguá, en el estado de Paraná. En 2014, fue nombrada jueza sustitua en Curitiba, y reemplazaba a Sergio Moro cuando él salía de vacaciones, recordó el sitio G1, de la red Globo. En una de esas ocasiones, en mayo del año pasado, Hardt ordenó la detención del ex ministro de Lula José Dirceu, también acusado en el marco de las investigaciones por la red de corrupción en Petrobras. La decisión luego fue revertida por el Supremo Tribunal Federal.Casada y madre de dos hijas, la jueza además es atleta, se dedica a la natación y compite en maratones acuáticas, nadando cinco kilómetros en aguas abiertas.

Fuente