A los 21 hizo un “click”, aprendió a comer sano y ahora aconseja hábitos saludables

Mantener el cuerpo en buena salud es un deber y eso es lo que Florencia Bivort, de Florida, es lo que le transmite a sus vecinos: “Una vida saludable es lo que hacés todos los días”, explica. Es asesora de bienestar y ya cuenta con 15 mil seguidores en Instagram. “A la gente le gusta ver el estilo de vida que llevo a través de las redes, porque se motivan”, resalta.

Bajó siete kilos y ayuda a quienes también buscan un cambio.

Todo comenzó en su tercer año de facultad, cuando Florencia tenía 21 años y todavía no había hecho el “click”. Durante sus estudios de arquitectura, la rutina y los cortos tiempos le jugaron en contra: “Me descuidé un montón, subí mucho de peso. Me sentía muy mal, me la pasaba durmiendo y me levantaba más cansada”, recuerda y continúa: ”Un día una amiga me mostró todos los hábitos saludables que podía tener para sentirme con más energía. Pasé por el momento de cambio y ahora quiero ayudar a otras personas que se sienten de la misma manera en que yo lo hacía”.Pero una mañana despertó decidida a dejar de lado sus malos hábitos y empezar a incorporar proteínas, carbohidratos y mucha fibra. “Creía que dormir era lo único que nos da energía, pero la comida es la nafta que nos hace levantarnos”, confiesa.Bajó 7 kilos y hoy pesa 55. Se convirtió en asesora de bienestar de Herbalife, una empresa de dedicada al cuidado personal y la nutrición, y forma parte de un equipo que trabaja en Vicente López junto a los vecinos. “Hacemos actividad física en grupo en Roca y el río. Intentamos fuertemente cambiar la mentalidad de las personas, mostrando un estilo de vida que se puede llevar. Más allá de la estética, buscamos generar hábitos saludables. Además, contamos con la presencia de nutricionistas y médicos que nos ayudan en el proceso”, cuenta la vecina de Florida.Luego de un tiempo, en 2017 abrió su cuentas de Instagram dedicada a promover hábitos y conductas saludables y hoy alcanza los 15 mil seguidores: “Al trabajar con las redes sociales, varios seguidores me piden las recetas que cocino o me dicen que los inspire a que vayan a entrenar todos los días. Una vez una chica me dijo que antes llegaba de trabajar y se iba a dormir, hoy llega a su casa, sale a ejercitarse y se siente mejor”.Siguiendo su ejemplo, muchos vecinos también se suman a sus planes y desafíos de 15 o 21 días que propone a través de sus redes, en los que entrenan junto a ella y aprenden a cambiar su dieta.“Tenemos grupos de Whatsapp donde mandamos qué es lo que comemos, qué actividades hacemos en el gimnasio y armamos siempre todo muy personalizado. Ninguna dieta o plan de ejercicio es igual. Medimos sus parámetros de grasa y masa corporal y la persona diseña después lo que quiere, se proyecta el resultado al que quiere llegar”, detalla.Florencia es la prueba de que todo, con voluntad, es posible. Y es así que hoy es la guía de muchas personas que quieren animarse: “Es un compromiso con uno mismo. No es una dieta, es un estilo de vida”.

Fuente