Dejar la vida en la Montaña: “Aunque tengas el mejor equipo, arriba el frío te gana, te atonta y te mata”

Las cimas de los cerros Torre y Fitz Roy, en El Chaltén, provincia de Santa Cruz, son el premio que todo andinista busca. Llegar hasta allí representa haberle ganado a las rocas, el hielo y la nieve de un camino a veces imposible, pero al que quienes sienten pasión por esta riesgosa actividad buscan desafiar en cada escalada. Pero la aventura a veces cuesta cara y no son pocos los que dejan la vida en esos cerros de roca dura y helada.

El rescate de un español, en plena noche.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_quepasóhoy”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_quepasóhoy”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
En El Chaltén, a 458 kilómetros de Río Gallegos, esta temporada de escaladas ha sido la más trágica en más de dos décadas. “Hace 26 años que trabajo aquí de rescatista y nunca se produjeron tantos accidentes en tan poco tiempo”, le dijo a Clarín la doctora Carolina Codó integrante de la Comisión de Auxilio de El Chaltén. También es un lamentable récord para el hospital de alta complejidad El Calafate SAMIC, ubicado en la localidad del mismo nombre, otro paraíso de la naturaleza. “Nunca tuvimos casos tan seguidos y graves. Pero estamos preparados tanto en el recurso logístico como en el humano”, contó el licenciado Gastón Ortíz Maldonado, interventor a cargo de la Dirección Ejecutiva.

Mirá también

Mirá también

Dramático rescate de un escalador japonés que se accidentó en el cerro Fitz Roy

Tanto el Fitz Roy como el cerro Torre se han cobrado cuatro vidas de escaladores desde fin de año. Y actualmente hay tres internados en el hospital con heridas en algunos casos graves. La lista fatal comenzó cuando el argentino Ignacio Mejean de 29 años, murió a fin de año al caer al vacío mientras escalaba el cerro Solo. Su cuerpo permanece allí. Y con un dato escalofriante, al menos para quienes no pertenecen a este mundo de alto riesgo: se espera que en algún momento, efectivos de Gendarmería o empleados de Parques Nacionales lo tapen con piedras para darle una sepultura.

El montañista español que permanece internado en Calafate.

La cifra fue subiendo repentinamente. El 21 de enero el escalador checo Thomas Kudrna de 37 años perdió la vida y tampoco se pudo rescatar el cuerpo. Según contó su amigo andinista, falleció por hipotermia, cuando ambos erraron el camino de descenso mientras bajaban del Fitz Roy. El amigo lo pudo contar. Thomas no.

Mirá también

Mirá también

Aclaran que al andinista español accidentado en el Sur no habrá que amputarle un pie

El viernes anterior a esta tragedia los brasileños Fabricio Amaral de 42 años y Leonardo Ianotta de 40 fueron declarados desaparecidos al intentar subir también a la cima del Fitz Roy. Debido al mal tiempo tres días después se dio por terminada la búsqueda. Ya no había chances de que estén con vida. Y además se ponía en riesgo la vida de los rescatistas. Sobre los escaladores brasileños la doctora Codó analizó que además de no contar con equipo totalmente adecuado para esta zona, “el principal error que cometieron es que salieron muy tarde, ya que la brecha de buen tiempo duró tres días. Ellos estaban en Paso Superior desde el día martes y salieron (a escalar) el último día. Todo el mundo sabía que ese viernes a la tarde empezaba a cambiar el clima. E incluso cuando todas las expediciones estaban bajando desde la cumbre, ellos continuaron subiendo”.

Mirá también

Mirá también

Ya no buscarán a los andinistas brasileños perdidos en el Fitz Roy

Por eso, Codó acotó que muchas tragedias se deben a “errores humanos”. La ansiedad por vencer a los gigantes de roca y nieve a veces puede más que los riesgos que se corren. “Nosotros tratamos con mucha dedicación la prevención. Ayudamos en todo lo que podemos a los escaladores en cómo actuar en cada circunstancia. No dejar al compañero herido solo o si se lo deja tratar de dejarlo en lugar donde el acceso de los rescatistas sea posible”. Y también habló de la vestimenta: “Miren cuando se desata una tormenta allá arriba aunque tengas el mejor equipo, el frío te gana. Te atonta. No te deja pensar. Y te morís de frío. Un detalle: todos los rescatistas trabajan ad honoren. Incluida la doctora Codó. Para Ortíz Maldonado esto no está hecho para cualquiera. “Hay que tener una excelente preparación para encarar una travesía como esta. Creo que eso tiene mucho que ver”. A la lista de los cuatro fallecidos se sumaron graves accidentes también en esos mismos días. El español Jesús Gutiérrez Rey cayó desde 30 metros y llegó al hospital de El Calafate en grave estado. Pero afortunadamente pudo ser compensado y se encuentra bien atendido. Formaba parte del grupo de rescate que salió a buscar a los brasileños. Tusuko Jaso escalador japonés de 39 años, se accidentó el viernes en una maniobra de descenso del cerro y su compañero de cordada dio aviso el sábado, lo que activó un operativo de rescate de alta complejidad, según los expertos. “El rescate del andinista japonés fue el más difícil. Y su accidente no se debió a la falta de experiencia. Venía al Fitz Roy desde hacía 7 años”, agregó Codó. El accidentado quedó colgado a cientos de metros de la base del cerro, donde fue hallado por los rescatistas. Una vez estabilizado y “empaquetado para evitar hipotermia”, fue descendido por la pared vertical y luego en una caminata hasta un valle (del Torre), donde pudo acceder el helicóptero que lo trasladó al hospital casi 24 horas después de que lo hallaran los rescatistas y unas 36 horas después del accidente. Finalmente Jessica Kocian, la escaladora estadounidense de 32 años de edad pudo ser rescatada con heridas serias por un helicóptero del Ejército Argentino. “No siempre tenemos la suerte de contar con uno”, expresó Codó. El codiciado Fitz Roy es mudo testigo de estas tragedias. Sus laderas y sus cimas siempre envueltas en nubes lo asemejan a un volcán. Es temporada alta y las buenas temperaturas hacen que muchos más escaladores elijan El Chaltén. Puede ser otro motivo de tantos accidentes. El calor derrite el hielo y las rocas blancas se desprenden con estruendos que rompen el silencio del imponente cerro patagónico.

Fuente