El regreso a Marcos Peña, el minué de las PASO y un mensaje cifrado del Papa

INTENTA CAMBIEMOS DISCIPLINAR A SU TROPA Cuando faltan cuatro meses para el cierre de las candidaturas para las PASO de agosto, Cambiemos intenta aprovechar que tiene controlados los tres pilares de su armado político: liderazgo, programa y territorios. Nadie discute el liderazgo de Mauricio Macri y que buscará la reelección. Tampoco tiene dificultades para mantener un programa cuyos aliados discuten y acuerdan día a día, para no resentir la integridad del Partido del Ballotage, que es la herramienta que le permitió ganar en 2015 y 2017. Y pelea las condiciones que le permiten pronósticos razonablemente alentadores en seis de los siete distritos que más votos acumulan en el país. El peronismo corre contra reloj para tratar de cerrar algún formato estratégico que unifique a las tribus en disputa por el liderazgo, los términos de un diagnóstico que haga compatibles los extremos que significan, por decirlo, a Miguel Pichetto con Cristina de Kirchner (pasando por Roberto Lavagna), y la pacificación de los territorios para que sus caciques dejen de pelearse entre sí. Para reforzar los activos con los que cuentan para la pelea, los aliados de Cambiemos se entregan esta semana a maniobras de disciplinamiento que pueden hacerles perder posiciones, amenazadas por las desventuras de la gestión, que también pesa. Y no siempre a favor. A ese propósito, la alianza promueve la agenda de esta semana, con el regreso de Marcos Peña después de 15 días fuera de juego, la reunión del Comité Nacional de la UCR y una serie de encuentros entre dirigentes del Gobierno y la oposición.
Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
LAS ELECCIONES SE GANAN CON ESTRATEGIA Los gestos tácticos y de campaña esconden muchas veces decisiones estratégicas. Peor aún, en algunas oportunidades intentan reemplazarlas, como si el voto se consiguiese con publicidades que buscan modificar sus razones, que suelen ser profundas y difíciles de mover de un lado a otro. Los encargados del marketing proponen movimientos cuya eficiencia se conoce después del final, cuando ellos han cobrado su factura y, en muchos casos, ya han huido. Ocurre cuando una formación carece de un armado en los tres pilares de la acción política: liderazgo, programa y dominio territorial. Para entender esos malambos con boleadoras que los candidatos ejercitan, cándidos, ante el público, basta con mirar a los fundamentos de una campaña estándar en cualquier lugar del mundo en estos días. Ese cuadro muestra siempre una polarización entre dos tercios del electorado que se identifican en general con oficialismo y oposición. La tarea estratégica es detectar quiénes integran el tercio restante, que pueden cambiar el voto, y trabajar sobre los mensajes que quieren escuchar. Sobra hoy la tecnología para saberlo, como lo prueban los experimentos sobre la base de las redes sociales que se usaron en la elección del Brexit, la de Donald Trump y, de manera solapada, en la Argentina en las elecciones del 2017. Esa trama tiene a sistemas como el que ofrecía la firma Cambridge Analytics, y que cuenta con gracia y entretenimiento el filme británico “Brexit: The Uncivil War” (2019) que estrenó el cable HBO esta semana. Ese filme aporta otro ingrediente que suelen desatender estrategos y analistas: no hablés de economía, la gente vota por política. Con eso ganó el sí a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. El filme es aleccionador y reemplaza muchas lecturas ociosas y distractivas.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, en la campaña 2017.

VUELVE PEÑA DESPUÉS DEL ALBOROTO DEL PRIMO JORGE Si de disciplina y autoridad se trata, la reaparición este martes de Marcos Peña servirá para contener hemorragias menores, y que no encuentran diagnóstico. Por ejemplo, la pasión que le puso el primo Jorge (Macri) a un proyecto quimérico de suspensión de las PASO en Buenos Aires. Técnica y políticamente es un imposible, pero justificó un encuentro de intendentes, uno de los cuales deslizó que Jorge haría un buen vice de Vidal en el segundo mandato. Los macristas saben que un primo de la familia presidencial no es cualquier primo, porque esa etnia tiene una densidad calabresa que no registran otras familias. ¿Para qué hace eso Jorge? ¿Tiene una señal de Mauricio? Jorge en realidad toma en serio, aunque a destiempo, la opinión que expresaron siempre sus correligionarios del PRO sobre las PASO como método. En esta columna se contó de la conversación de Purmamarca en agosto del año pasado, en la cual Macri consintió la idea de la suspensión por ser un sistema caro e ineficaz ((“Pacto electoral: gasto mínimo, fechas unificadas y primarias voluntarias”, Entretelas del 28 de agosto, 2018). No pasó de una idea que hoy es inviable, porque haría falta una reforma más difícil de lograr que un cambio constitucional. Como nadie nunca sabe si Macri está al tanto de estos movimientos del primo (que hizo la proeza de voltear el sistema del “Japonés” Enrique García en Vicente López), en la mesa chica de Vidal niegan que La Plata juegue esa partida. Cambian de tema y recuerdan que las PASO le sirvieron al partido en 2015 y en 2017 para tener un mapa sobre el que trabajar el voto de segmentos del electorado, que quedaban huérfanos en ese primer round. “Eso permitió en 2015 – especulan los sabios de esa mesa – que viniese para María Eugenia el voto de Felipe Solá, o que en 2017 capturásemos para Esteban Bullrich el voto que tuvo en las PASO Sergio Massa.LA UCR A PUNTO DE INTERVENIR A LOS DÍSCOLOS DE SANTA FE También echa el resto el radicalismo, para ordenar su espacio. Este miércoles se reúne el Comité Nacional del partido, después de un breve viaje de su presidente, Alfredo Cornejo, a los Estados Unidos, y ejercerá la potestad de disciplinar distritos en los que los caciques locales quieren jugar por fuera de Cambiemos. Uno es Santa Fe, adonde la Convención de la UCR local hará este lunes una reunión para lanzar señales de rebeldía hacia Cambiemos, en honor de la relación de una parte del partido con la alianza, que les permite cogobernar con el socialismo. La mesa nacional está dispuesta a intervenir a la Convención santafesina, si se pronuncia contra la alianza con el Pro. El socialismo esa provincia coquetea hoy con el peronismo federal de Roberto Lavagna y con los disidentes del radicalismo, como Margarita Stolbizer. Si quieren salvar la Convención local darán libertad de acción a los afiliados en el orden provincial, para apoyar la candidatura a gobernador de José Corral o la entente socialista. Este intendente estuvo el jueves en la cumbre de los “principals” del partido en el hotel NH de la CABA y se llevó la tranquilidad de que la mesa nacional de Cambiemos, a más tardar esta semana, lo apoyará en su postulación. Ya se bajó Mario Barletta, que jugueteó con pelearle el puesto, e irá por un nuevo mandato como diputado nacional. A Cambiemos le inquieta la hemorragia de algunas disidencias, y teme que encuentren tribuna en la esperada reunión de la Convención nacional. En esa reunión del NH se decidió que se ésta realice en la provincia de Jujuy, adonde Gerardo Morales tiene elecciones adelantadas respecto de las nacionales, acordadas con Macri. Explicó a sus conmilitones que el electorado de Jujuy no aporta mucho a un resultado nacional, menos del 1%, pero sí puede aportar al proselitismo oficial la noticia de una victoria de Cambiemos en ese distrito. Morales cree que puede llegar a ganar por una gran diferencia.

Gerardo Morales ya definió que también despegará las elecciones de Jujuy de las presidenciales.

LOS HOMBRES FUERTES DE LA MAGISTRATURA PARLAMENTAN POR EL DESTINO DEL JUEZ Hacia afuera, el Gobierno no tuvo ánimo para llamar a extraordinarias. Hubiera sido una oportunidad para el esmeril de la oposición. Prefirió confiar en los efectos sobre el peronismo de la agenda judicial, por ejemplo: la denuncia de una arrepentida contra el juez Luis Rodríguez y su presunta inacción en la investigación de la trama corrupta del gobierno anterior. Este polémico magistrado tiene dos expedientes abiertos en el Consejo de la Magistratura desde noviembre pasado por la causa Muñoz (secretario de los Kirchner), y la denuncia de la arrepentida los moverá en plena campaña. Este lunes habrá un concilio entre los dos hombres fuertes del oficialismo y la oposición en la Magistratura, Pablo Tonelli y Miguel Pichetto. Estos dos consejeros marcarán la hoja de ruta de esos expedientes, porque el voto del peronismo es decisivo para su avance. El senador por Río Negro está en campaña y lo que diga sobre este caso incidirá en la tarea. Viene de una visita junto al senador y sindicalista petrolero Guillermo Pereyra por Vaca Muerta, adonde el Gobierno tiene un contencioso con la firma Techint por una cuestión de subsidios. También fue a apoyar a un candidato a gobernador por el peronismo no cristinista, Sergio Rodríguez, que se opone al postulante del Instituto Patria, el hombre fuerte de Cutral Co, Ramón Rioseco. El Gobierno está aterrorizado de que éste pueda llegar a la Gobernación, y le quite el encanto que le queda a Vaca Muerta como destino de inversiones. Un drama este juego de pinzas sobre el yacimiento estrella de la Argentina: por un lado, la empresa, que quiere le cumplan con un subsidio que el gobierno dice que le sobra, y por el otro, el cristinismo extremo. Esa región debería ser la mimada de todos por lo que significa para el futuro, pero termina siendo rehén de una situación que revela que muchas veces la Argentina tiene problemas de rico, no de pobre. Con Techint la pelea es porque extrajo más hidrocarburos que los que preveía el contrato de subsidio. No porque haya fracasado en el proyecto. Se parece a la pelea de la 125 en 2008. Cristina de Kirchner dinamitó la construcción política que la había hecho presidente, por no saber resolver otro problema de la abundancia, que era que la soja tenía un precio récord y querían ponerle un impuesto extra. El problema de la Argentina es la abundancia, excedentes de gas, o soja carísima como la de 2008. Los gobiernos del país de recurso abundante no saben dónde estacionar el Porsche, y encima lo chocan.

Ramón Rioseco en una visita a Evo Morales. Ahora se postula a gobernador por el PJ kirchnerista en Neuquén y Cambiemos teme por su eventual triunfo.

MENSAJE DEL VATICANO: FRANCISCO CALLA, OIGAN A LOS OBISPOS DE VENEZUELA También le sirve al Gobierno el efecto en el público local de la crisis en Venezuela. Consolida con la crítica a Maduro el voto propio, y arrincona al cristinismo que no se saca la galera bolivariana ni a palos. El Gobierno tuvo en las últimas horas un aval a la oposición en Venezuela del lugar menos esperado, el Vaticano. La cancillería del papa Francisco le hizo saber a interlocutores del oficialismo que la posición de ese Estado es la que expresa el Episcopado de aquel país, crítico del régimen de Nicolás Maduro. “Maduro busca ganar tiempo, ha hecho lo mismo antes, y no tiene ninguna voluntad de convocar a elecciones”, le dijo – palabras más, palabras menos- Paul Richard Gallagher, ministro de Relaciones Exteriores del papa Francisco, a viajeros que pasaron por Roma. Casi con los mismos argumentos, el gobierno se negó a asistir a la reunión del jueves en Montevideo, citada por los gobiernos de Uruguay y México. El estilo elusivo de la Iglesia hizo que ese mensaje corriera por el canal informal y que despertase la réplica de la Argentina. ¿Por qué no lo dice así el propio Papa, a quien se lo termina exhibiendo como defensor de Maduro? Silencio. Difícil registrar los canales por los que circuló este mensaje. En los últimos días anduvieron por Roma los dos hombres fuertes del Senado, Federico Pinedo y Miguel Pichetto. Este pasó por esa ciudad en una escala rumbo a Sicilia, para una minivacación. Pinedo lo hizo de vuelta de una reunión interparlamentaria en Ginebra. Pinedo es un liberal de amplio espectro y tiene las mejores relaciones con la Iglesia, a diferencia de Pichetto que tiene, ante la institución, la posición que tendría un masón del siglo XIX.

Agustín Zbar, el presidente de la AMIA que debió dar un paso al costado tras la fallida carta a la DAIA para beneficiar judicialmente a Cristina.

CARRIÓ QUIERE SE INVESTIGUE EXTRAÑA TRAMA AMIA-DAIA Ya que estamos en las globalidades, final con suspense: Elisa Carrió sigue su andanada de batallar dentro de su gobierno. La última, a favor de la UIF en su reclamo a la Inspección General de Justicia por una resolución que, entiende, ablanda los controles sobre las empresas off-shore. Tiene como blanco a Garavano, que firmó esa resolución con final abierto. Pero ahora agregó otra trama: investigar qué intereses, dinerarios o de otro tipo, han corrido en el pedido del presidente licenciado de la AMIA, Agustín Zbar, para que la DAIA dejase de ser querellante en la causa por el acuerdo con Irán. Las razones de ese pedido son tan misteriosas que merecen un golpe de Carrió.

Fuente