Santiago del Estero: tierra de encuentros ancestrales

La popular chacarera de Pablo Trullenque y Carlos Carabajal dice: “Entre a mi pago sin golpear”. El día dedicado a Santiago del Estero tuvo ese espíritu de encuentro en Espacio Clarín.Con la conducción del periodista Sandro Mansilla, la jornada comenzó de una forma relajada. Arriba del escenario, se montó una camilla de masaje. Y una persona del público recibió una sesión, a cargo de uno de los profesionales que trabaja en los hoteles de Termas de Río Hondo.No se puede pensar en Santiago del Estero sin música. Jorge Luis Carabajal y Manolo Herrera, con su sacha guitarra atamisqueña, abrieron la tarde musical, con algunos clásicos como “La filosófica”, “La tentación” y “La telesita”.Cuando avanzaba la tarde, se sirvió una clásica merienda santiagueña. El público pudo probar panes, tortillas, mazamorra, chipacos y mate con cedrón. Todo fue acompañado con dulces de los frutos que da el monte: tuna y chañar. Mientras el público disfrutaba de la comida, Carabajal y Herrera interpretaron dos canciones alusivas: “Digo la mazamorra” y “Las manos de mi madre”. Mientras tanto, se dieron clases de amasado de pan.

Jorge Luis Carabajal y Manolo Herrera.

Luego, Susana Juárez, una artesana de Termas de Río Hondo, contó los secretos de su oficio: la cestería. Se realiza con paja brava de los montes santiagueños. Entre los sorteos, hubo algunos de sus productos, alfajores, estadías y entradas para el MotoGP.El evento de motociclismo fue otro de los ejes del día santiagueño. Se realizará del 29 al 31 de marzo en el autódromo Termas de Río Hondo.Después, al final de la jornada, llegó el turno de una leyenda de la música de Santiago del Estero: Los Alfiles.El grupo está cumpliendo 43 años de carrera, en los que divirtió a varias generaciones de santiagueños en las fiestas más populares de la provincia y el resto del país. Su paso por Espacio Clarín no fue una excepción.Aunque en algunos pasajes del concierto comenzó a llover en Mar del Plata, el público no se movió. Y comenzó a bailar al ritmo de canciones como “Ay negrita de mi vida”, “Dónde están tus ojos negros”, “Mi corazón se está volviendo loco”, “Dos mujeres, un camino” y “Amor en llamas”.

Espacio Clarín, convertido en un patio santiagueño.

El final del concierto llegó con “La medallita” y “Boquita de almendra”, que hicieron bailar a todos, ya sin lluvia pero en una noche fresca.“Los invitamos a visitar nuestra provincia todo el año”, dijo Ricardo Sosa, subsecretario de Turismo de Santiago del Estero.A lo largo del verano, Espacio Clarín dio lugar a varias provincias, que promocionaron sus destinos y atractivos culturales. Además del día dedicado a Santiago del Estero, pasaron las jornadas de Tucumán, Salta y San Juan. Y en los próximos días será el turno de Córdoba.

Fuente