Elegancia con sello propio

Adrián Caballero es un diseñador de alta costura que arrancó en la moda hace 20 años inspirado por su madre que hacía corte y confección cuando él era pequeño. Instalado hace décadas en Mar del Plata, cerró la pasarela del Fashion Day con su nueva colección otoño invierno 2019 con finísimos vestidos de seda y encajes bordados a mano en blanco y tonos delicados de rosa, celeste y verde que resaltan lo femenino de cada mujer.La sutileza quedó a la vista y de esa manera festejó sus dos décadas dedicado al universo fashion. “Yo amo esto. Logramos crear en esta ciudad un montón de cosas que estaban desarticuladas. No sólo soy empresario y diseñador sino que además pude llevar mi colección de 2017 al Madrid Fashion Week y logramos obtener la marca país para representar a esta ciudad en el mundo y generamos la Cámara de la Industria de la Moda en Mar del Plata”, contó al tiempo que admitió que nunca imaginó vestir a celebridades como Mirtha Legrand, entre otras grandes figuras.Por su parte, el modisto chaqueño Gustavo Pucheta se lució con sus originales diseños de sastrería, fusionando diversos materiales y texturas para darle nacimiento a géneros como alpacuna, gabardinas, batistas, crepe Armani, algunos con diseños exclusivos o recortes que modelan el cuerpo en bloques de color y texturas saturadas en brillo. La paleta de colores que propuso se centró en el color arena, el blanco y el negro.

Todo terreno. Pucheta es además arquitecto por lo que conjuga el diseño con estructuras, cultura y arte. (Cristian Fuertes)

“En la colección femenina vimos telas muy volátiles como micro tul, seda y rasos, intervenidas con muchos volados. En la masculina, me inspiré en los contrastes que tenemos los hombres al vestirnos. Eso de ‘me gusta, pero no me animo’. Busqué que en ambas colecciones haya un nexo, una conexión de estilo en la sastrería”, contó el diseñador.En esa línea, reveló que su colección femenina tiene mucho de las siluetas ochentosas, con hombros bien marcados y en punta, sobre todo en blusas y sacos. Por último, habló de su pasión por lo que hace: “Nació durante mis viajes como modelo. Ahí me di cuenta que amaba el detrás de escena, esa adrenalina previa a los desfiles y fue cuando me anoté en arquitectura y en diseño de indumentaria”, reveló. Sobre la manera de vestir de los argentinos, dijo: “Los hombres son más elegantes y atrevidos”.

Fuente