El Presidente y un discurso fuerte para recomponer expectativa

El tono peleador, por momentos los dientes apretados y el puño cerrado, el final con arenga de campaña. El discurso enérgico y confrontativo de Mauricio Macri fue celebrado por ministros y legisladores del oficialismo con la interpretación de que buscó aprovechar el escenario para recomponer expectativas, el principal objetivo del Gobierno en el inicio de la campaña electoral.El anuncio del aumento del 46% en la Asignación Universal por Hijo generó en las bancas tantos aplausos como cuando toreó al peronismo con el decreto de extinción de dominio o vinculó al kirchnerismo con Nicolás Maduro, tramos para fogonear la polarización. “Para mí estuvo perfecto, ellos calentaron mucho el clima”, dijo un integrante del Gabinete mientras apuraba el paso en el primer piso del Congreso. Unos metros más atrás uno de los encargados de redactar el discurso se mostraba conforme con el desempeño de Macri y negaba que el tono enfático hubiera sido ensayado. “No estaba planificado, fue por estos payasos que hacen que la situación se ponga más difícil innecesariamente”, se quejaba al bajar las escaleras de Diputados, con algunos kirchneristas cerca que también abandonaban el lugar.

Mirá también

Mirá también

Mauricio Macri dio un discurso peleador, para dejar en claro que en esta campaña no habrá globos

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
El modo peleador del Presidente se interpretó como un intento de transmitir fortaleza hacia afuera en la confrontación con los sectores de la oposición -en especial Cristina Kirchner, sin nombrarla- y a la vez hacia adentro, en un contexto económico adverso. “Frente a la mufa tenía que mostrar entusiasmo hacia el futuro y fue un discurso con mucha fuerza”, se entusiasmó un encubrado legislador macrista.Un puñado de diputados oficialistas dejó conceptos elogiosos en Pasos Perdidos, con el eje en el reconocimiento de Macri del impacto de las dificultades económicas y la expectativa que buscó generar en el inicio de la campaña. “Reconoció el dolor de la gente y dio un golpe muy fuerte de esperanza”, aseguró Eduardo Amadeo. “Fue un discurso realista y sincero, y también esperanzador, con objetivos ambiciosos”, dijo en la misma línea Pablo Tonelli. “Apuntó a la confianza, sabe que hay argentinos que la pasan mal pero tiene la fortaleza para sacar el país adelante”, completó Daniel Lipovetzky. “Fue un discurso potente, con autocrítica. Se está haciendo un enorme esfuerzo colectivo por poner los cimientos del desarrollo”, refirió en un comunicado el radical Mario Negri a la metáfora a la que apeló otra vez el Presidente.

Mirá también

Mirá también

Mauricio Macri en el Congreso: dónde empezó y dónde termina

María Eugenia Vidal evitó cualquier comentario: “Me voy, me voy. Tienen un montón de legisladores para que opinen”, salió rápido del Congreso. También Martín Lousteau, en medio de las controversias sobre el desafío del radicalismo para impulsarlo a una eventual interna presidencial con Macri.

Fuente