Elliot Abrams reveló que se reunió con representantes del régimen de Nicolás Maduro y de Rusia

Elliot Abrams, delegado de Estados Unidos para Venezuela, reiteró su exhortación a poner fin al régimen de Nicolás Maduro, indicando que su eventual caída mostraría al mundo que “el deseo de libertad de la gente no puede ser extinguido”.El funcionario, designado como emisario por Donald Trump para fijar las posturas del gobierno con respecto a la crisis en el país sudamericano, se presentó este jueves ante una audiencia del Senado para abordar el tema y aseguró que “habrá más sanciones sobre instituciones financieras que ejecuten las órdenes del régimen de Maduro”.Además, se continuará con la revocación de visados a ciudadanos vinculados a la cúpula chavista, aunque subrayó estas medidas son reversibles, en caso de que los afectados retiren su respaldo al dictador. “Estamos aplicando todo el peso de sanciones individuales sobre miembros del régimen. Estamos dejando claro que nunca es tarde para cambiar para los que hagan lo correcto por la gente de Venezuela”, indicó.Diálogo con el régimenDurante las preguntas ante el subcomité del Senado, confirmó que ha tenido dos rondas de negociaciones con Jorge Arreaza, canciller del régimen de Maduro. “Se supone que eran confidenciales…”, dijo con una sonrisa, admitiendo los encuentros. Además, informó que también se ha reunido con el embajador ruso.Jorge Arreaza (AFP)Con respecto a miembros de los gobierno de Cuba y China, respondió: “Todavía no”. Además, sugirió que los congresistas conversen con los embajadores de países que aún no han reconocido a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela para convencerlos de tomar la decisión.Elliot, halcón republicano con amplia y controversial experiencia en América Latina, sostuvo: “Como la gran mayoría de venezolanos, creemos que el tiempo de finalizar la completa destrucción de Venezuela (a manos) de Maduro es ahora. Cuando se logre, mostrará a dictadores, no solo del continente, sino del mundo, que el deseo de libertad de la gente no puede ser extinguido”.El funcionario también fue consultado sobre la posibilidad de una intervención militar en territorio venezolano. Abrams indicó que no hay planes concretos y que no ha tenido “ninguna conversación” al respecto, y evitó entrar en discusión sobre si sería necesaria una autorización por parte del Congreso.El emisario utilizó su presentación inicial para remarcar su condena al régimen chavista. “Maduro y sus compinches dicen que la ayuda humanitaria es un show, una violación de soberanía. Dejemos algo claro, solo el régimen usa la violencia, solo el régimen dispara a sus ciudadanos, solo el régimen cede soberanía al someterse al aparato de inteligencia de Cuba”.Además, consideró que hay quiebres en la lealtad de los militares. “Va quedando claro que la mayoría de las Fuerzas Armadas no quieren cumplir las órdenes. Aquellos que dudan, temiendo represalias, les pedimos que muestren su orgullo y patriotismo”, expresó. Por ello, argumentó que el uso de “colectivos” sugiere que Maduro duda sobre la lealtad de los castrenses.También, Abrams elogió el rol de Guaidó, a quien aplaudió por “inyectar una nueva energía de esperanza” en Venezuela.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Guaidó exigió a Michelle Bachelet que constate “sin ideologías” lo que sucede en VenezuelaPDVSA declaró la emergencia marítima: le devuelven tanqueros por falta de pago y no tiene personal para recibirlos

Fuente