“Leandro no murió sólo por un celular”

No lo conozco personalmente a Leandro (Porcet) -aunque lo vi en las noticias- pero es como si lo conociera de todos los días. Un argentino más, trabajador, luchador y víctima de la inseguridad. Quizás como cualquiera de mis hijos.No murió por un celular, eso lo puedo asegurar, con tan solo un golpe de vista y de escuchar al padre en su dolor. Murió como un héroe, quizás si hubiese estado en la guerra de Malvinas hubiera sido un mártir más. Claro, porque él, como cualquiera de nosotros, estaba harto de ver y vivir en una sociedad donde los delincuentes tienen mucho más derechos que los ciudadanos que sólo existimos para que el Estado recaude impuestos.
Newsletters Clarín

Cartas al País | Los mejores textos y reflexiones de la semana que enviaron nuestros lectores al diario.

Todos los lunes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_cartaspais”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_cartaspais”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
No murió por un celular, lo aseguro. Murió porque estamos cansados de que un grupo de malvivientes se adueñen de tu vida, de tus cosas, de tu tranquilidad. Peor aún, de tu intimidad, porque hoy día un celular contiene tus fotos, tus recuerdos, contactos etc.Murió porque en sus escasos 24 años, con su carácter impulsivo, no soportó que cuatro o cinco delincuentes se te adueñen de todo, sólo porque sí y, porque hay un Estado que lo que menos hace es cuidar a sus ciudadanos que estudian, trabajan, se esfuerzan. Sin embargo para exigir sacrificios sí estamos, sí somos y existimos.No hablo de hacer diferencias entre ciudadanos de primera ni de segunda o cuarta. Sólo que cada uno se debe hacer cargo de sus actos. Un delincuente que sale armado a la calle no sale a trabajar, sale para hacer daño. Es hora de poner cada cosa en su lugar.Carlos Polleé letrasjema@gmail.comReflexivo o indeciso antes que votar en piloto automáticoLas palabras tienen valor, fuerza y significado. Durante años a los independientes se nos cataloga como indecisos. Y a los afiliados, como votantes con convicciones partidarias. Los primeros somos los reflexivos, analíticos, estudiosos de la situación y oferta de cada partido en cada elección y, además, comparando con lo que hicieron en su historia. Nada ni nadie se libra de un buen estudio de antecedentes y de las consecuencias. Los segundos son cautivos que, como ovejas, han votado históricamente al peronismo en cualquiera de sus mutaciones o al radicalismo en todas sus expresiones. Están aferrados por su afiliación y sus conveniencias partidarias que muchas veces incluye un cargo, puesto, carguito o puestito que les permitirá vivir sin trabajar.Fuimos los reflexivos los que logramos que Cambiemos ganara, ya hayan sido estos de clase media, baja o alta. Y seremos nosotros quienes definiremos quién perderá en las próximas presidenciales. Los demás votan en piloto automático. Y por eso ya nos estrellamos varias veces.Mg. Fernando Pietrobelli ​ffpuncas@gmail.comSe muestra cansado de vivir “tragando sapos”Es verdaderamente insalubre la vida del ciudadano de a pie que, en medio de sus preocupaciones cotidianas debe sobreponerse a las constantes “operaciones” que se arman para desprestigiar o deslegitimar a los que acudieron a “la Justicia” por la verdad. Es que la resistencia (y resiliencia) de los corruptos tiene complicidades en los juzgados. Casi podría decirse que no hay ningún rincón en donde una causa pueda transitar su recorrido sin tener que sortear las operaciones del “Club de los malos”: desde costosos estudios jurídicos, magistrados enquistados (o plantados en gestiones anteriores), que actúan como guardaespaldas de sus propulsores, lejos de la Justicia, aunque muy cerca de la Justicia Ilegítima.Remontémonos a YPF. Cómo se puede explicar que quienes hicieron propaganda y trabajaron duro (desde el Congreso) para lograr la privatización (cobrando jugosas regalías por ello) sean los mismos que 20 años después lograron la estatización en medio de emotivos vítores triunfales y abrazos en el Congreso (debiendo indemnizar a Repsol por ello). Sólo porque existen los “traidores de nuestra Patria”.¿Cuánto tiempo demandará “limpiar” los tribunales? ¿Será posible imaginar que podamos llegar a ver tras las rejas a quienes delinquieron e hicieron que un país signado para grandes cosas no pueda torcer su decadencia? Que aunque más no fuere sea la Patria quien los demande (ya que de Francisco sólo podremos aspirar a que suspenda la entrega de rosarios).Juan José de Guzmán ​jjdeguz@gmail.comPropone explotar mejor las ciudades puertoA la Argentina, por su realidad geográfica y su ubicación con respecto al circuito económico mundial, se la suele denominar “país terminal”. Estar tan alejado del circuito económico potencia y vuelve primordial a los puertos como motores de exportaciones e importaciones.Esto permite decir: que las ciudades con puerto, en realidad son un puerto, dado la importancia económica, política y social para toda la región que las circunda; en este mundo nuevo, donde la globalización nos permite la intercomunicación y la información al instante, los puertos cobran especial significación; el debate y la actualización es necesariamente permanente entre los actores de esta actividad.Por eso es clave que en la provincia de Buenos Aires se realicen charlas y conferencias que permitan la mayor integración e intercambio de información entre todos los actores del trabajo portuario: consorcios, cámaras empresarias, sindicatos, gremios, importadores, exportadores. El puerto La Plata es particularmente interesante para iniciar esta tarea. Amerita un pormenorizado conocimiento de sus ventajas comparativas, expectativas y desarrollos futuros.Lic. Jorge Luis Tesoriero joapi2002@yahoo.comVarios interrogantes sobre nuestro “curioso feminismo”Cuando en los ‘70 se hacía mención al “feminismo” y “ I am woman” cobraba vida en Helen Reddy, las escrituras de Simone de Beauvoir daban sustento a esa necesaria equiparación de derechos entre hombres y mujeres desde la diferencia y el respeto. “Una mujer libre es justo lo contrario a una mujer fácil” o “El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal” inspiraban a millones de mujeres que abrazaban la propia superación para un cambio de paradigma que les permitiera acceder a una sociedad más igualitaria. Fundamentos, valores, principios se traducían en pedidos, exigencias ancladas a sólidos conceptos, a filosofías de vida compartibles o no, pero claras. No puedo dejar de preguntarme al ver a tantas mujeres ataviadas de verde, qué textos rigen su lucha, bajo qué pluma anidan sus proyectos y cuánto de aquel real “feminismo” conocen y han hecho suyo antes de vociferar en su nombre.Karina Zerillo Cazzaro ​zercazza@gmail.comSe siente lejos de estar en un país con buena genteRegresando desde La Lucila del Mar tardé 9 horas en la ruta. La cantidad de autos que me pasaron por la banquina sin presencia policial, fue incontable. Para dejar salvaguardada la responsabilidad de la policía, aclaro que llovía y no se les podía pedir que cuidaran nuestras vidas y que hicieran unas cuantas multas, bien justificadas, a riesgo de contraer alguna enfermedad. Al día siguiente me entero por radio que en la ruta 2, en Maipú, volcó un camión con verdura y los autos paraban para robarse los cajones de berenjenas y otros productos. Nada de ayudar y/o solidarizarse con el accidentado. En fin, así somos, así votamos y así tenemos los gobiernos que tenemos. Lo extraño es que según Elizabeth Kirchner éramos “un país con buena gente”. Dios nos ayude…Juan Carlos Galiano ​juantotigaliano@gmail.com

Fuente