Celsa Mel Gowland: “Fabi Cantilo tuvo su primera tapa de la Rolling a los 60: ella es la prueba más contundente del machismo en el rock”

-¿Por qué decidiste estar al frente de esta pelea por la ley de cupo en el rock? Vos cantaste junto a Isabel de Sebastián (¡dos mujeres!) en Metrópoli y cuando te fuiste entraste en Fricción, la banda de Richard Coleman. Además, siempre en los dorados ‘80, supiste estar en el centro del escenario con Soda Stereo. Es decir, tu experiencia personal parece haber sido bastante buena…-El 23 de enero de 2018 desde El Instituto Nacional de la Música (INAMU), del cual era su vicepresidenta , convocamos a un debate a cuatro músicas para conversar sobre la histórica desigualdad y discriminación que sufríamos las mujeres en los escenarios de festivales. Isabel de Sebastián, justamente una de las convocadas, nos acercó un estudio de una revista chilena que había analizado los principales festivales de rock y pop de Latinoamérica. De allí surgía que Argentina estaba a la cabeza de la desigualdad: era el país que tenía menos mujeres sobre sus escenarios. Y ahí surgió la idea de hacer una ley de cupo. Lo primero que decidí es que yo misma haría un estudio más amplio sobre los festivales de todos nuestros géneros en las 24 provincias. Quería mis propios números. Convoqué a Alcira Garido, una gestora cultural, y juntas analizamos las grillas de los 46 principales festivales del país. Cuando vi que de 1.605 agrupaciones musicales que se habían subido al escenario durante un año, sólo 160 (menos del 10%) tenían alguna mujer en su conformación, decidí ponerme al hombro este proyecto de Ley que actualmente cuenta con el aval de 18 firmas de senadores y senadoras de siete bloques diferentes. Es importante destacar que el proyecto se lo llevamos a la senadora por Mendoza Fernández Sagasti y ella, con sororidad, no lo presentó a la banca de la Mujer como un proyecto propio o del FPV, sino como el proyecto de la colectiva de músicas.
Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_atodorock”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_atodorock”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
-Patricia Sosa me dijo que largó el rock porque no soportaba el ambiente machista…-Desde mediados de los 70 y en los ‘80, que es cuando yo comencé a cantar y formar bandas, no éramos muchas aparentemente, pero no parecía difícil acceder a esos escenarios. Las propuestas musicales de las mujeres han crecido enormemente en número desde entonces, pero los espacios siguen siendo muy pocos. Si tienen una mujer en una disquera ya no quieren dos. Ya Celeste Carballo, en una nota que compartimos en los ‘80 para Clarín, advertía sobre la discriminación que sufríamos y que los lugares que teníamos reservados dentro del rock era el de coros. Y coincido con Patricia: el rock es el más machista, tiene menos del 5% de presencia femenina en festivales… Es muy tierno verla diciéndolo jovencísima, al bajarse de su BARock ‘82 después de cantar una canción absolutamente feminista como Colapso Nervioso.-¿El lugar de corista pensás que también tiene que ver con un dejo de Patriarcado? O sea, ¿sería como el hombre haciendo el asado y la mujer, la ensalada?

“Ya Celeste Carballo advertía que los lugares que teníamos reservados dentro del rock era el de coros”, dice Celsa.

-Bueno, las voces en determinada música son tan importantes como cualquier otro instrumento. Si querés ir a lo gastronómico, son la sal, el aderezo y el chimichurri. Ni el asado ni la ensalada saben a nada sin condimentos. Personalmente me dediqué a eso durante 25 años y puedo decir, con orgullo, que mis voces y los arreglos vocales casi siempre tuvieron el lugar que se merecían en las bandas en las que participé con esa función, sea Virus, Soda, Spinetta, Fito, Diego Torres, etc . Lo que sí es cierto es que una banda puede poner a dos mujeres que cantan “poco” como figura decorativa. Con buenas piernas y bajo volumen les basta con que resulten atractivas.-¿Vos pensás que las denuncias contra los músicos de rock son ciertas o que las groupies también se empoderaron?-Yo te voy a responder sólo si vos te comprometes a publicar tu pregunta tal cual.-Te lo prometo.-En principio hace mucho tiempo que no escuchaba la palabra “groupie”, que dentro del ambiente musical sin duda tiene una connotación negativa y peyorativa. Me extraña que la uses. La palabra significa “persona a la que le gusta un artista en particular y trata de conocerlo”. Una cosa es tratar de conocer un artista, otra tener intimidad con él, y otra de qué manera y con qué resultado se llega a esa intimidad. Si soy mayor, si soy menor. Si fue respetada mi voluntad en cada momento o fui abusada. Las denuncias por abuso sexual deben ser tratadas en la justicia. Los medios no son la Justicia y hoy estamos ante un verdadero cambio de paradigma. Nada de lo que teníamos naturalizado ayer, hoy podríamos verlo sin condenarlo y repudiarlo.-Profesionalmente hablando, ¿tu sindicalización te trajo más o menos problemas que tu mera condición de mujer?-Yo no estoy sindicalizada ni estoy en contra de quien lo está. Mi defensa desde siempre de la música independiente y de la dignidad laboral de músicos y técnicos sólo me ha dado satisfacciones, como la placa de reconocimiento que me entregaron este año los chicos de SATE, el sindicato de técnicos escénicos, nuestros queridos “plomos”, a los que considero mis colegas en igualdad de derechos como trabajadores de la cultura .-¿Las leyes de cupo femenino victimizan o empoderan a la mujer?-Ni una cosa ni la otra. Las leyes de cupo se enmarcan en lo que se llama “discriminación positiva”, que es cuando tutelás a una minoría que de otra manera no podría ser incluida con el objetivo de reducir desigualdades o corregir prejuicios o sesgos de larguísima data. La ley es una herramienta que ayudará a que no tardemos otro medio siglo en que las cosas se equilibren por su propio peso, el cual, a ojos vista de lo que viene pasando en los últimos 100 años, quizás nunca suceda naturalmente. Es una herramienta para salir de este círculo negativo en el que se nos pide ganar los espacios a base de talento, talento que existe y mucho, pero que al mismo tiempo no podemos mostrar en ningún lado.

Mirá también

Mirá también

Tras la polémica en Cosquín Rock, José Palazzo hizo su descargo

-En el primer Barrock (1972) había una sola mujer y esa mujer, Gabriela, participó del recital…

Celsa: “Los responsables de la desigualdad son los productores y curadores de festivales. No los colegas músicos”.

-Gabriela fue la pionera dentro de las mujeres músicas. Y no la voy a encasillar dentro del rock porque su música es más amplia en todo sentido. Gabriela es una de nuestras talentosas ninguneadas.

Mirá también

Mirá también

Algunas mujeres que mejoraron mi vida (y mi oído)

-¿La ley de cupo podría aplicarse indistintamente a festivales privados como a festivales organizados por el Estado? ¿Sería lo mismo para un Personal Fest que para uno de los shows que organiza la Provincia?-Exactamente , el cupo se aplicará en todo evento musical que convoque a más de tres agrupaciones musicales en una o más jornadas, ciclos y programaciones anuales.-¿Por qué Fabiana Cantilo no participa de la iniciativa?-Fabi Cantilo participa desde el primer momento dando su apoyo a través de un video donde justamente remarca algo muy importante: esta no es una pelea entre músicos. Los responsables de la desigualdad son los productores y curadores de festivales. No los colegas músicos. Fabi tuvo su primera tapa de la Rolling Stone a los 60 años: ella es la prueba más contundente del machismo en el rock y los medios que lo difunden.-¿Si el rock nacional nació machista por qué sentís que las mujeres quieren hacer rock?-Yo digo que el rock nació transgresor, contracultural y contestatario. Eso te responde por qué las mujeres quieren hacer rock.-Fabio Lacolla, psicólogo del rock, me pide que te pregunte si el cupo femenino tiene en cuenta la calidad del porcentaje pedido (30 %) o simplemente habla de cantidad de artistas…-Los criterios por los cuales se eligen a los artistas en los festivales no tienen que ver en nada con la calidad artística. Nosotras no caeremos jamás en la tentación de nombrar a los músicos sin ningún talento para la música o la lírica que llenan, de a cientos, los escenarios argentinos. Todes tenemos derecho a expresarnos y a trabajar. Esto es un reclamo laboral.

Fuente