Alberto Samid desafía a la justicia que ordenó su detención: No me voy a entregar

El empresario Alberto Samid, conocido por su cadena de carnicerías baratas durante el inicio de la inflación con el kirchnerismo, hace una década, se resistía anoche a ser detenido en una causa en la que no se presentó en los tribunales y que se le sigue por una presunta evasión impositiva de unos 28 millones de pesos.

Mirá también

Mirá también

Alberto Samid, del Mercado Central y el ajedrez con Scioli al Bailando de Tinelli

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
La orden de detención en contra de Samid fue librada por el Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 (TOPE1), compuesto para este caso por los jueces José Michilini, Diego García Berro e Ignacio Fornari, luego de ausentarse por tres veces consecutivas al juicio que se arrima al final y en el que afronta pedidos de pena de hasta siete años de prisión. “¿Que voy a entregar, si soy inocente? Tengo 71 años. No puedo estar un minuto preso. Soy un tipo grande, tomo pastillas ¿Qué quieren? ¿Que termine como Cristóbal López?”, exclamó y preguntó Samid al ser entrevistado telefónicamente por el C5N, justamente el canal de televisión por cable que pertenece al encarcelado empresario kirchnerista referido. “Fui asesor presidencial, diputado. ¿Cómo me van a meter en cana?”, insistió Samid por la televisión, un ámbito al que está acostumbrado, aunque no así el de los tribunales que ahora lo tienen al borde de una condena. Fuentes judiciales aclararon que su detención es sólo a los efectos de que comparezca en el juicio del que se ausentó en las últimas audiencias y que, ante una eventual aunque probable condena, su arresto no sea inmediato sino que deberá esperar la confirmación de la mala noticia por parte de la Cámara Federal de Casación Penal, para lo cual no hay plazos pero hasta puede ocurrir dentro de un año.”Me tratan como un delincuente, pero me tienen que dar una medalla. Las Malvinas son argentinas. Compre argentino. Todas estas son cosas que yo digo y por eso me quieren meter en cana”, exageró el empresario al mezclar su situación judicial con sus políticas empresarias y el reciente aniversario del Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Samid llegó a denunciar públicamente que el fiscal ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico y titular de la Procuraduría de Criminalidad Económico y Lavado de Activos (Procelac), Gabriel Pérez Pérez Barberá, le había pedido 1,8 millón de dólares para beneficiarlo en la causa, algo que el funcionario judicial evitó responder por inverosímil. El fiscal había pedido en el juicio seis años y medio de prisión para Samid al considerarlo el jefe de una asociación ilícita dedicada a la evasión de impuestos a través de varias firmas y junto con otros acusados. Las sociedades involucradas en la maniobra, según la acusación fiscal, son Bravill S.A., Establecimiento Faraón S.A., Feet Up S.A., Frigoeste S.A., Friogorífico Morón S.A., Frigorífico Yaguané S.A., Kander S.A., Nieve Onda S.A., Sellery S.A., Sidela S.A., Vinnie S.A. y Unión del Sudoeste S.A., entre otras.El juicio había comenzado el 18 de marzo y se hallaba en la etapa de réplicas de los alegatos y pronto a un veredicto. Por ello el tribunal había exigido la comparecencia de Samid. En todo juicio penal, el acusado está obligado a asistir al comienzo, para escuchar la acusación en su contra y defenderse de ella, y al final, para hacer uso de sus últimas palabras, como en este caso se trataba.La querella de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) había pedido una pena aún mayor que la solicitada por la fiscalía -siete años de cárcel- al sostener que Samid encabezó una asociación ilícita que se “apoderó de impuestos ajenos improcedentes”, como retenciones y percepciones en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), evadir este último y “encubrir a los verdaderos sujetos que operaban en el mercado a fin de impedir conocer la capacidad contributiva de estos”, según informó el organismo recaudador. El propio abogado defensor de Samid en el juicio, Vicente D’Attoli, admitió haber perdido el contacto con su cliente pero al cruzarse telefónicamente por C5N le recomendó presentarse ante la Justicia. Fuentes judiciales dijeron que la actitud de Samid empeorará su situación en caso de ser detenido y que hasta podría llegar a perder la libertad aún en caso de que el tribunal lo condene pero, por norma, se decida esperar a la confirmación de la eventual pena por parte de la Cámara Federal de Casación Penal.

Fuente