La influencia de Messi en la metamorfosis de Barcelona: del fútbol total de Guardiola al pragmatismo de Valverde

La escena ocurrió en 2017 en Barcelona, días después de la conflictiva salida del brasileño Neymar a Paris Saint Germain. Lionel Messi fue el protagonista de una charla informal en la que participaban allegados argentinos del crack rosarino. “Espero que el Mister se dé cuenta rápido de que tenemos que jugar 4-4-2”, soltó Leo en referencia a Ernesto Valverde, que había asumido en mayo de ese año. Y la figura que dibujó Messi en esa larga sobremesa no obedecía a su fanatismo por defender, sino porque veía algo. Conviene reafirmarlo: Messi sabe mucho de fútbol.¿Qué vio Lionel de su Barcelona que venía de tener una temporada regular, la última con Luis Enrique como entrenador? El Barça definitivamente había dejado de ser lo que supo ser con Pep Guardiola al mando, esa herencia que tomó de Johan Cruyff y que potenció hasta lugares inesperados.

Mirá también

Mirá también

Golpe a Lionel Messi: le fueron con todo y lo dejaron sangrando

El equipo ya no defendía con la pelota porque no estaba Xavi Hernández y Andrés Iniesta caminaba sus últimos pasos en el club. El notable Sergio Busquets ya no era capaz de comerse solo el mediocampo, saliendo a presionar a los laterales rivales y volviendo a toda velocidad en caso de que no lograra quedarse con el balón. Gerard Piqué ya no podía aguantar decenas de mano a mano por partido. Tampoco los atacantes, con Messi incluido, asfixiaban la salida del rival. Y bastante más: en el golpe por golpe, el elenco culé ya no contaba con el vertical e implacable Neymar. Por todas esas razones, la Pulga pensaba que el equipo debía equilibrarse más de atrás para adelante, para generar ayudas defensivas en todos los sectores del campo.

Mirá también

Mirá también

Fabricio Bustos reveló un cruce poco feliz que tuvo con Lionel Messi en la Selección

Todo eso que observó Messi también lo analizó Valverde. Las medios catalanes hablan de una excelente relación entre ambos y tal vez la génesis de esa buena onda se haya generado por esa misma visión de lo que necesitaba el equipo. Barcelona se transformó. Igual, del Barcelona de Guardiola quedan algunos vestigios, como la prolongada circulación del balón para generar los espacios. De hecho, el gol con el que el conjunto catalán le ganó a Manchester United por 1-0 se generó después de una sostenida sucesión de pases. 

x

Mirá también

Mirá también

Los goles de Messi han cambiado nuestra manera de ver deportes

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_mundomessi”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_mundomessi”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Barcelona es ahora un equipo pragmático, mucho más cuando juega de visitante por Champions League, ese torneo que consiguió por última vez en 2015. El miércoles, Valverde volvió a plantar un 4-4-2, con Ivan Rakitic y Philippe Coutinho por las bandas. Pero después del gol en contra de Luke Shaw, el conjunto visitante se retrasó y le entregó el balón al United. Manchester manejó y nunca encontró ideas más allá de los envíos aéreos. A pesar de las dificultades, el local arrinconó al Barça. Y ahí sucedió un doble cambio que años atrás hubiese sido una ofensa para el barcelonismo: Arturo Vidal y Sergi Roberto por Arthur y Coutinho. Sí, desde los 20 minutos del segundo tiempo Messi jugó con 4 mediocampistas que nacieron como volantes centrales (Sergi Roberto-Busquets-Rakitic-Vidal). “Hemos tenido un poco más de control con las modificaciones. Necesitábamos gente fresca para volver a tener el control del partido”, explicó Valverde. Y amplió: “Nos marchamos con un buen sabor de boca. Quizás mañana nos demos mas cuenta de lo que hemos logrado”.Barcelona logró una ventaja importante en la ida de los cuartos de final y sacó chapa de candidato. El equipo sigue siendo competitivo porque cuenta con Messi, y porque tiene inteligencia para transformarse.MFV

Fuente