Louis Vuitton: cuero, vidrio y metal en objetos de lujo

Muchos de ellos se vieron en abril pasado en el Palacio Serbelloni, recorrido obligado del Fuorisalone de la Semana del Diseño de Milán. Pero hay más. A los habitués como Marcel Wanders y los Hermanos Campana se sumaron Atelier Biagetti, Zanellato / Bortotto y Atelier Oi. Esta vez, la edición 2019 de la colección Objets Nomades de Louis Vuitton se centró en piezas no tan nómades, sino que buscan llevar el espíritu aventurero -y exótico- a la intimidad del hogar.

Bulbo. El sillón diseñado por los Hermanos Campana, con capas y capas de cuero amarillo.

Es así que la línea ha crecido, incorporando Objets Nomades y Petits Nomades. Hay desde sillas giratorias hasta espejos, floreros, lámparas, mesas bancos, biombos y sofás. Todo sin traicionar el espíritu de la marca, que se destaca por el culto a la belleza, el uso del cuero con una amplia gama de colores, y las artesanías complejas con una meticulosa obsesión por los detalles.Todo esto se verifica en la hipnótica pantalla Mandala, de Zanellato / Bortotto, inspirada en la clásica forma de flor del monograma de Louis Vuitton. Está trabajada en cuero trenzado sobre tres círculos de metal, montados que se montan sobre una base de mármol. Las bisagras de los círculos permiten diferentes configuraciones, por lo que la pantalla puede usarse como biombo, para definir un espacio o bien para crear intimidad. Zanellato / Bortotto explican que la forma remite a la estructura circular de las yurtas, casas nómades de Mongolia y Siberia.

Mirá también

Mirá también

Monoambientes, basura, moda y medianeras, protagonistas de una muestra de diseño

De origen suizo, Aurel Aebi, Armand Louis y Patrick Reymond aprovecharon la oportunidad para conocer el acervo de materiales y técnicas de Louis Vuitton. Con su Atelier Oï partieron del cuero azul para crear la Serpentine Table, una mesa que viene en dos tamaños (de comedor y de café) y tiene patas plegables. La estructura que sostiene a la tapa de cristal se realizó con patas de nogal entrecruzadas con tiras de cuero.

Serpentine Table. De Atelier Oï, con base de madera de nogal y cuero azul.

Ya clásicos en los Objetos Nómades, esta vez los Hermanos Campana eligieron un fino cuero amarillo para diseñar las capas y capas de pétalos que conforman el sillón Bulbo. Y Marcel Wanders sumó un sofá, un sillón y una luminaria. Los dos primeros están construidos con listones de fresno curvados que crean una suerte de jaulas redondeadas que sostienen los asientos. Cubierto de cuero rojo, ofrecen la sensación de flotar cómodamente en un nido. La luminaria, por su parte, es una reinvención de la luminaria tradicional veneciana, con un corazón de vidrio soplado, cerrado con correas de cuero y tiras de latón. La Linterna, que también recuerda el cuatrífo en el patrón del monograma de Vuitton, tiene una luz regulable que varía su intensidad en las distintas burbujas del cristal.

Mirá también

Mirá también

Usan 10 kilómetros de varillas para construir una decena de instalaciones de madera

Tokujin Yoshioka, un artista y diseñador japonés que trabajó junto a Issey Miyake, también se inspiró en la flor de la firma para crear un suave remolino de vidrios hechos a mano por maestros de Murano, Italia. Su jarrón está disponible en dos versiones: elegante y transparente o en un llamativo diseño negro.

Blossom Vase. de Tokujin Yoshioka, con vidrios de Murano.

Yoshioka, que colabora con Vuitton desde 2018, asegura que buscó reinterpretar la filosofía de la marca para crear una obra que viaja a través de la historia y va hacia el futuro con nuevas técnicas expresivas

Fuente