¿Misterio resuelto? La historia del andinista español que desapareció hace 30 años en un glaciar de Mendoza y cuyo cuerpo podría haber sido hallado

El hallazgo de un cadáver en un glaciar de la provincia de Mendoza el pasado sábado suscitó el interés público más allá de la naturaleza trágica del hecho. Hay un factor que llama la atención de cualquiera: la alta probabilidad de que el cuerpo, que todavía no ha sido identificado, pertenezca a un ciudadano español que desapareció hace casi 30 años. Esta hipótesis se ve reforzada por el hecho de que el del extranjero es el único accidente que se produjo en esa zona. No hay registros de otro suceso.La policía científica de Mendoza continúa realizando una serie de pericias para poder determinar efectivamente su identidad. Pero este jueves, un artículo del diario Los Andes firmado por Rodrigo Cuello y Luciana Sabina indicó que, a partido una consulta al archivo histórico de la publicación, habrían logrado dar con el nombre de la persona. El hombre sería Mateo Parrilla, un español oriundo de Valencia que decidió emprender la travesía de la que nunca volvió el 18 de enero de 1990. Parrilla, quien en ese entonces tenían 35 años, se propuso subir el cerro “El Rincón”, ubicado en la zona de Vallecitos, en Potrerillos, por su cuenta.Según la publicación, Parrilla no formaba parte de ninguna expedición. El único testimonio al respecto fue provisto por dos alpinistas brasileños que se cruzaron con él durante su camino, y le dijeron al diario que el hombre se hallaba muy cansado, pero que a pesar de ello, “les expresó que iba a tratar de llegar a la cumbre”.La partida de rescate en 2019Parrilla jamás volvió, por lo que durante los días siguientes una patrulla de rescate trató de dar con él. Después de cuatro días sin resultados, el operativo se suspendió hasta nuevo aviso. El artículo indica que no hay registros de que la búsqueda se reanudara.Casi 30 años después, y de manera involuntaria, el cadáver de Parrilla parecería haber salido a la luz. Nicolás Borgueño, un andinista mendocino, se encontraba escalando el mismo Cerro cuando divisó un objeto de colores llamativos. Al acercarse, se encontró con el cadáver que, al parecer, había muerto hacía una cantidad de tiempo considerable.De inmediato, Borgueño descendió del cerro para dar aviso del hallazgo a las autoridades locales. El pasado miércoles, un grupo de cinco efectivos policiales que cumplen la función de rescatistas llevaron a cabo un operativo para recuperar el cuerpo acompañados por Borgueño. Luego de 12 horas de trabajo, el equipo logró su cometido.Los rescatistas con el cuerpoAlejandro Alonso, uno de los rescatistas, explicó a TN que, en base a las pericias que realizaron en el lugar de los hechos, la hipótesis principal sería que el hombre cayó a una grieta del glaciar y su cuerpo permaneció allí desde entonces. De hecho, el hombre todavía tenía una mochila en su espalda al momento de ser encontrado.”El cadáver está momificado, a esa altura los cuerpos se vuelven como una momia, no ves el esqueleto como muchas veces muestran en las películas”, abundó Alonso en diálogo con Los Andes.Es cuestión de tiempo hasta que la policía científica pueda confirmar la identidad del hombre con certeza. Pero todo parece indicar que la desaparición de Mateo Parrilla está cerca de ser resuelta.Seguí Leyendo:Encontraron el cadáver de un alpinista en un glaciar mendocino e investigan si pertenece a un español que desapareció hace 30 años

Fuente