Con más de 500 cámaras, el Sarmiento es la primera línea de trenes totalmente monitoreada

El ferrocarril Sarmiento pasó a ser la primera línea de tren totalmente vigilada con cámaras de seguridad que son controladas desde una central de monitoreo en Once. Instalaron 505 equipos entre las estaciones y los talleres, con los que buscan prevenir suicidios, abusos y hurtos. Después de Once, Liniers es la que más cámaras tiene y la tercera es Merlo. También hay gran cantidad de cámaras en el San Martín y el Belgrano Sur.

En el ferrocarril Sarmiento sumaron cámaras para aumentar la vigilancia.

En el Sarmiento, la distribución de las 505 cámaras fue dividida en dos sectores: 132 están en los diferentes talleres y depósitos, y las 373 restantes están en las 16 estaciones de la línea.La terminal Once es la que más cantidad tiene, con 85. Le siguen Merlo (25), Moreno (24),  Ramos Mejía (22), Castelar (19), San Antonio de Padua (17), Morón y Paso del Rey (16), Haedo (15) e Ituzaingó (12).

Las cámaras de seguridad están en andenes, talleres y cruces ferroviarios y pasos a nivel.

“La línea Sarmiento se monitorea desde el centro ubicado en la estación de Once. En todas las líneas se vigilan andenes, accesos a la estación, pasos peatonales, pasos a nivel y predios ferroviarios”, explicaron desde Trenes Argentinos, la empresa estatal que administra las líneas. Hay 19 visualizadores y remarcan que -desde hace más de tres años- trabajan en la prevención de hurtos, abusos y suicidios.Según el protocolo, en el caso de visualizar algún tipo de delito o situación de peligro, desde el centro de monitoreo se ponen en contacto con la fuerza de seguridad adecuada para cada caso, ya sea SAME, Policía Federal o Bomberos.

Mirá también

Mirá también

Pese al viaducto, el tren Mitre a Tigre circula con demoras

Además, como las cámaras también apuntan a las vías, en el caso de observar algún vehículo que quede parado en mitad de un paso a nivel, aseguran que inmediatamente se ponen en contacto con el motorman que más cercano a ese cruce para alertarlo de la situación, así puede empezar a disminuir la velocidad y evitar un posible siniestro.A su vez, en Trenes Argentinos detallan que las imágenes quedan guardadas por un lapso de 45 días, y en caso necesario se le brinda la grabación a la Justicia.“Me parece bien que estén controladas las estaciones. Faltaría que vigilen adentro de los trenes y que mejoren el servicio, porque siempre hay cancelaciones para entrar a Once”, comenta Tomás, un pasajero que a diario sube en Castelar.En la empresa afirman haber establecido un mapa del delito que les permite “contar con información confiable para la gestión de la seguridad en el ámbito ferroviario”. Además, señalan que les posibilita “llevar a cabo medidas preventivas para el control de todo tipo de delitos”.Por otro lado, desde Trenes Argentinos enumeran las cámaras que tienen en el resto de los ferrocarriles metropolitanos. El Belgrano Sur, que atraviesa La Matanza, es el que más tiene y todavía no terminaron de instalar. Suma 517 equipos que son visualizados desde el centro de monitoreo en Tapiales; mientras que el San Martín -que pasa por Hurlingham y El Palomar- cuenta con 404, controladas desde Retiro. Mientras que el tren Roca son 462 y el Mitre, 333.Con 2.221 equipos en las cinco líneas ferroviarias monitorean al 74% del pasaje diario, calculado en 1.110.000 personas. Para el final de este año esperan tener instalados 3.500 equipos.A su vez, en el Municipio de Pilar instalaron la primera cámara con fotomulta en un paso a nivel, donde detectaron gran cantidad de accidentes y trabajan para llevarlo a otros cruces ferroviarios del Conurbano. “Se está hablando con otros municipios para poner más cámaras fotomultas en diferentes pasos a nivel”, anticiparon en Trenes Argentinos.HS

Fuente