Miami fit: un circuito fitness por sus gimnasios, restaurantes y mercados saludables

SoulCycle, para hacer spinning, brazos y abs.Algo tendrá Miami para haber sido elegida por las chicas fit número uno del mundo como su nueva casa. En los últimos años, La Florida acogió a un éxodo de talentos fitness: las venezolanas Michelle Lewin (tiene 13,4 millones de seguidores en Instagram) y Sascha Fitness (3,1 millones); la brasileña Alice Matos (1,9 millones) y la colombiana Ariana James (1,2 millones) fueron de las primeras en llegar. El año pasado se les sumó nuestra campeona en la categoría Bikini Fitness, la argentina Romina Bass (108 mil).Claramente tantas mudanzas a La Ciudad del Sol no pueden ser pura casualidad, pero… ¡¿qué es lo que tiene Miami que nos vuelve locos en la Fit Family?! Si estás planeando unos días de relax bajo el sol, te recomiendo que sumes un buen par de zapatillas deportivas y no te pierdas la siguiente crónica healthy por La Florida.Agus Dandri, editora de Para Ti Fit, en el corazón de Lincoln RoadCAPITAL MUNDIAL DEL FITNESS. En Miami convive un rebaño de ovejas fitness. Basta salir a caminar por la calle para ver hombres y mujeres con cuerpos esculturales, andando en bicicleta, rollers, monopatín o corriendo. Parece como si los fit boys y girls salieran por las rejillas del piso.”Lo que pasa es que en la mayoría de nuestros países se hace difícil conseguir tanta variedad de suplementación, entrenar en gimnasios con aparatos de última tecnología o acceder a preparadores de elite. En cambio, en Miami encontrás todo eso junto y más. Es muy normal que la gente vaya a más de un gym o que meche clases de diferentes estilos para lograr un entrenamiento completo. Lo que en otros lugares sería un lujo, acá es lo habitual”, explica la venezolana Morella Potolicchio Villalba (@morellafitness), sexta en el ránking mundial en Bikini Elite.Y asegura: “Creo que la principal razón es porque la gente que vive acá tiene que tener un cuerpo de playa todo el año. La gente se cuida mucho y todo el mundo quiere estar fit todos los fines de semana. No es sólo una temporada”.La combinación es perfecta: gimnasios con más aparatos que juegos en Disney, entrenadores de primer nivel, una ciudad bici friendly, playas paradisíacas para recuperarnos, cientos de restaurantes saludables y la cadena de supermercados orgánicos número uno del mundo. Whole Foods, obvio. Para que se den una idea, de mi último viaje me traje una valija llena de suplementos, syrups sin azúcar y condimentos bajos en sodio.Platos low-carb en Healthy Route 66.WORKOUT TIME. El problema de hacer actividad física en Miami radica en decidirse por un sólo gimnasio o clase. El abanico de propuestas es tan amplio que podríamos pasar meses testeando todo tipo de entrenamientos. La cadena de lujo indiscutida de Estados Unidos se llama Equinox y tiene sucursales en todo el país. ¿El valor? US$ 421, el mes. Sí, es caro hasta para ellos. Pero vendría a ser más que un gimnasio: además de las súper máquinas y clases que tienen, también ofrecen un servicio de guardería para chicos, acceso VIP a recitales y museos, spa, un bar 100% fit y hasta un local de ropa exclusiva. No se permite pagar por día.Con un estilo más parecido a una película de Arnold Schwarzenegger tenemos a Elev8tion, ubicado en Miami Beach. Para nuestra sorpresa, una de las dueñas es la argentina Agostina Ayala, quien nos asegura que entrenar ahí es toda una experiencia.”Nuestra meta es que los atletas tengan las mejores máquinas del mundo para que puedan sacarle el jugo a cada sesión. La membresía tiene un valor de US$ 129 por mes e incluye clases de bocina, HIIT y cycling. Si querés hacer solo pesas, US$ 79. Y también tenemos un pase por día a US$ 20 que usan todos los turistas”, aclara esta empresaria fit. Otro de los gimnasios que recomiendo es Push PTS en Coral Gables ya que tanto la dueña como la mayoría de los personal trainers son argentinos.Lilikoi Organic Living, creado por argentinos.Abuela´s Cuban Kitchen, un clásico del café cubano.A la inmensa lista de gimnasios old school se le suma una variedad de clases súper específicas y originales. Mi favorita, por lejos, es Barry’s Bootcamp, conocido como el entrenamiento más fuerte del mundo. La sesión (US$ 30) consiste en un HIIT que mezcla sets en la cinta con sets en el piso. Es tan fuerte que sólo se lo recomiendo a quienes ya estén entrenados. Tiene tres sucursales: una en Miami Beach, otra en Midtown y otra en Aventura. Para los amantes del cardio, tres opciones: SoulCycle (US$ 34) -la favorita de Michelle Obama-, que si bien es una base de spinning, suma un trabajo de brazos con pesas y push up sobre el manubrio. Flywheel (US$ 28) es un spinning competitivo y Rise Nation (US$ 30), una clase de 30 minutos sobre un escalador.Muy Miami, Zumba está presente en muchos gimnasios y centros de danza de la ciudad,  elegido por las que quieren bajar el porcentaje de grasa y divertirse.TOUR COMIDA SALUDABLE. En un país donde reinan los procesados y las cadenas de comida rápida, la nueva tendencia en Miami es volver a lo natural e invertir en lo orgánico.”Mis compras las hago todas en Whole Foods porque confío ciegamente en su selección de alimentos. Hay opciones para veganos, vegetarianos, alérgicos…”, explica Caro Sukis (@caro_sukis), la publicista y fitfluencer argentina que vive en Miami con su novio, el dueño de un bar divino llamado Mister Block.Según esta chica fit made in Buenos Aires, uno de los productos que más extraña cuando viene a nuestro país es la avena: “Si bien es un alimento naturalmente libre de gluten, en general se cultiva con otros granos y, por ende, se contamina. Pero en USA la cultivan sola y venden una especial certificada gluten free”.Maham, hot yoga. Miami ofrece las mil y unas opciones fitness.Barrys Camp, el entrenamiento más fuerte del mundoAunque todos los restaurantes tienen opciones sanas, hay algunos que fueron especialmente pensados para el público fit. Mi favorito es Lilikoi, un restó orgánico, con platos súper originales y deliciosos… ¡que además es de una argentina, Silvana Raballo!Ella tiene también Good & Green, ubicado en San Fernando, en el Gran Buenos Aires, y administra este bello lugar en Miami Beach junto a su hijo, el chef Manuel Torterola.De la misma onda podés encontrar Miami Juice (en Aventura), Juice & Java (en Miami Beach), Pura Vida (Miami Beach), Dirt (Brickell y Beach), Healthy Rout (El Doral) y Plant (Wynwood), aunque este último es un poco más caro y elegante que los demás.En cualquiera de estas opciones vas a encontrar los típicos avo toast (tostadas con palta), acaì bowls o espectaculares platos basados en vegetales de estación.A diferencia de Argentina, en Estados Unidos hay una línea muy desarrollada de “leches” vegetales hechas con almendras, coco o castañas de cajú. Además, es súper común encontrar líneas de postres y golosinas sugar free. Incluso proteicas. Es el paraíso de la Fit Family.Spaghetti squash en Miami Juicetexto AGUSTINA D’ANDRAIA (@agusdandri) fotos. GENTILEZA NACHO MARTIN/ÁLBUM AGUS DANDRISEGUÍ LEYENDO:Superalimentos: los 12 superfoods que tenés que incorporar a tu dietaHoy desayuno fitness: 3 recetas ricas, buenas y poderosas para empezar el día

Fuente