Una mala noticia para Jair Bolsonaro: la economía de Brasil crecerá menos de 1% en 2019

El mercado financiero de Brasil recortó por décima sexta semana seguida la previsión para el crecimiento de la economía del país este año, llevándola a un 0,93 por ciento, en el primer pronóstico para 2019 que se sitúa por debajo de una expansión de un 1 por ciento, con todas las atenciones enfocadas en el áspero trámite para que el Congreso apruebe la reforma del sistema de jubilaciones.El sondeo semanal Focus, publicado cada lunes por el Banco Central de Brasil y que contiene previsiones de un centenar de bancos y consultoras para los principales indicadores de la mayor economía de América Latina, también mostró una leve reducción del crecimiento esperado para el 2020, a un 2,20 por ciento, 0,03 puntos porcentuales menor al registro de la semana pasada.

Mirá también

Mirá también

Criticado por Jair Bolsonaro, renunció el jefe del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_quepasóhoy”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_quepasóhoy”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
“La economía brasileña corre el riesgo de revivir su pasado reciente”, dijo el Instituto de Estudios para el Desarrollo Industrial (IEDI) en alusión a la recesión sufrida por el país entre 2016/2017, que fue la mayor en casi un siglo. “La industria registra tasas negativas que se diseminan hacia el conjunto de la economía. Las expectativas para el PIB (Producto Interno Bruto) de 2019 no paran de caer”, agregó.También cayó la previsión de inflación para el 2019, a un 3,84 por ciento. Varios analistas evalúan los recortes como esperados, mientras continúan las pujas entre el gobierno y el Congreso en torno a la reforma que es prioridad del presidente Jair Bolsonaro.

Mirá también

Mirá también

Tensión en Brasil, con denuncias de amenazas y enojos del presidente Bolsonaro

La reforma del sistema jubilatorio prevé, entre otras disposiciones, fijar una edad mínima para que hombres y mujeres accedan al beneficio, de 65 y 62 años, respectivamente. Brasil es uno de los pocos países del mundo sin una edad mínima para jubilarse.La versión inicial consensuada por los diputados excluyó, entre otros puntos claves para el gobierno, la posibilidad de crear un régimen de capitalización para que cada trabajador haga sus aportes a una cuenta individual.

Mirá también

Mirá también

La primera huelga general contra Jair Bolsonaro fue tibia, pero estalló otra crisis con el Parlamento

Tampoco contempla, como quieren Bolsonaro y su ministro de Economía, el liberal Paulo Guedes, la inclusión de empleados de los 26 estados brasileños y el Distrito Federal. Pero el gobierno no se da por vencido: gobernadores se encuentran presionando a los legisladores para rever las exclusiones y piensa en una ley alternativa para impulsar el régimen de capitalización.El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, que apoya la reforma previsional pero necesita encontrar un consenso que permita su aprobación, que requiere dos rondas de votaciones con mayoría calificada en ambas cámaras del Congreso, criticó la presión sobre los legisladores y también la reciente renuncia de Joaquim Levy, el ahora titular del banco estatal de fomento BNDES.

Mirá también

Mirá también

Fallo histórico en Brasil: la Corte Suprema criminalizó la homofobia

Joaquim Levy, un economista liberal que ocupó brevemente el cargo de ministro de Hacienda en el gobierno de Dilma Rousseff, renunció a la jefatura del poderoso Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social luego que el presidente Bolsonaro dijera públicamente que estaba harto del funcionario. Previamente también dejó su cargo otro funcionario del banco estatal que había trabajado en gobiernos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).Maia calificó la forma en la que esos funcionarios dejaron sus cargos como “una cobardía sin precedentes”, por la que criticó a Guedes.El ministro jefe de la Casa Civil (jefatura de Gabinete) de la Presidencia de Brasil, Onyx Lorenzoni, dijo que “hubo incompatibilidad de genios, no hubo sintonía entre lo que deseaba el presidente (Bolsonaro) y cómo trabajaba el doctor Levy”.En ese sentido, Lorenzoni dijo que el próximo presidente del banco, el joven economista Gustavo Montezano, “sin ninguna duda va a abrir la caja negra” de los millonarios créditos otorgados por el BNDES a regímenes autoritarios de la región, como los de Venezuela y Cuba, países hacia los que durante los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Rousseff se direccionaron préstamos para para financiar obras ejecutadas por empresas brasileñas.PB

Fuente