La Birra Bar: una hamburguesería que tiene fieles y le rinden culto

Brand Studio para La Birra BarLa Birra Bar ya es un local mayor de edad, cumplió los 18 años de vida y con el correr de los años sufrió una transformación que lo catapultó a ser una de las hamburgueserías más conocidas del país en la actualidad. Todo comenzó con un pequeño despacho para alimentar a los trabajadores Boedo, hasta llegar a la obsesión de encontrar la hamburguesa perfecta allá por el 2012. 

x

Ese sería el punto de partida para ver los logros conseguidos y alcanzar la fama en 2015. Todas las noches, más precisamente los viernes y sábados, los “fieles” de todos los rincones del país, empiezan a llegar en masa hasta la puerta del local ubicado en Carlos Calvo 4317. Como Matías por ejemplo, que hace un buen rato está en la cola y viene de Quilmes: “Es la tercera vez que vengo acá, siempre vine con mis amigos pero hoy los traje a mis viejos para que prueben lo que son estas hamburguesas. Son increíbles”.Luego de atravesar la fila y entrar al salón principal, Daniel, dueño del local, espera detrás de la barra junto a Renzo, su hijo, y Roxana, su esposa, que trabajan codo a codo con él y más de 20 empleados, una especie de súper familia. Desde el primer momento Daniel Cocchia remarca la clave del éxito y las enumera: humildad, la obsesión por mejorar y el esfuerzo a pulmón del día a día. 

En 2012 empezó el proyecto obsesivo de La Birra Bar de encontrar la hamburguesa perfecta.

Pero eso no es todo. Hay algunas cualidades que hacen que La Birra Bar se diferencie del resto: la producción propia de todos los ingredientes de la hamburguesa, desde la manipulación de la carne (tienen picadora propia y ellos eligen los cortes) hasta el pan y las salsas. “Hoy tenemos más de 40 recetas diferentes de hamburguesas en la carta y otras tantas en una lista oculta. Todo eso se transforma en que nuestra hamburguesa se destaque de todas las demás”, afirma Daniel.Alrededor de 1500 personas pasan por La Birra Bar los viernes y los sábados. Para los clientes es mucho más que degustar una hamburguesa, es una experiencia gastronómica. Y al ver el local lleno, Daniel señala: “No estamos muy seguros del por qué venir acá se convirtió en una experiencia para el público. Lo que sí podemos decir es que el lugar tiene una mística, la gente se aferra mucho a la marca, han venido personas de todas partes del país, no solo de Buenos Aires, y del exterior. Sabemos que se hacen colas largas, muchas veces hay espera pero es una especia de peregrinación o una religión venir a La Birra Bar”.

Un diferencial importante de La Birra Bar es que todos los productos que componen a la hamburguesa son de producción propia.

El lugar donde la magia se transforma en realidad es la cocina. Ahí no menos de 10 personas van y vienen para abastecer el público y lograr que todos se queden satisfechos. El olor a carne invade el lugar y solo hay que cerrar los ojos para dejarse llevar. Si el paraíso existe, probablemente sea parecido a la cocina de La Birra Bar. Joel, uno de los encargados de la logística, dice que solo en el local de Carlos Calvo el consumo de carne al mes es de siete toneladas. Un número robusto.La hora de la degustaciónTodos los clientes son diferentes pero tienen un mismo concepto: es complicado elegir una sola hamburguesa, todas son irresistibles. Las elecciones son variadas y todas son abundantes. Hay algunas, para los más aventureros, donde los ingredientes no se visualizan, con el objetivo de que el comensal descubra el sabor en cada bocado. Y otras más populares, como la “Wisconsin”, que lleva manteca, cebolla especial, queso cheddar y una buena porción de carne.

Alrededor de 1500 personas pasan por La Birra Bar los viernes y los sábados con el objetivo de degustar una buena hamburguesa y vivir una experiencia única.

“Tenemos una variedad tan grande, que eso también nos diferencia, es difícil tener una preferida. Nosotros nos vamos enamorando de cada hamburguesa por tiempos determinados. Sí hay más vendidas y menos vendidas”, cuenta Daniel.Hoy La Birra Bar tiene seis locales y parece no tener un techo, pero sí un objetivo claro: “Hoy nuestro desafío es mantener la calidad y lograr, como dice el hashtag que nuestros propios clientes crearon, #DeLaBirraTeVasContento y esa es la idea”, finaliza Daniel.

Fuente