Un grupo de chicos de La Boca salvó al perro Bobby en 1945: ahora el museo Quinquela quiere encontrarlos

La historia es de esas con las que después se hacen películas: había en el barrio un perrito callejero, lo llamaban “Bobby”. El perro andaba de acá para allá con los chicos de La Boca. Eran tiempo de picados en la calle, y Bobby más de una vez había corrido detrás de la pelota con los pibes: era uno del equipo, era uno de ellos.

Mirá también

Mirá también

Piedra libre a Quinquela Martín, en sus secretos y enigmas

Pero, como en los cuentos crueles, un día la perrera vio solo a Bobby y no perdonó. La noticia no tardó en rodar por el empedrado y llegar a todos. Claro que los chicos de La Boca no iban a abandonar a su compañero cuadrúpedo: juntaron monedas, golpearon puertas, hay quien ahora cuenta que hasta sacrificaron ahorros destinados a celebrar que terminaban la primaria.

Documentación sobre el rescate del perro Bobby, de La Boca, en 1945

Con esa plata fueron a la perrera y rescataron a Bobby. Un diario de la época dice que, cuando lo tuvieron en sus brazos, no los dejaban subir a los colectivos ni al tranvía. Para taxi no alcanzaba: el viaje costaba 7 pesos y los chicos habían vaciado sus bolsillos. Llamaron desde un teléfono público: “Tardaremos en volver, pero volveremos con Bobby”, avisaron. Y caminaron.

Mirá también

Mirá también

En La Boca con Pistoletto, arte para cambiar el mundo porque mañana es mejor

Newsletters Clarín

Libros para compartir | Te recomendamos dos títulos y te contamos por qué no te los podés perder

Todos los lunes.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_libros”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_libros”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
La hazaña trascendió: salieron en los diarios y empezaron los homenajes, primero de la Asociación Sarmiento Protectora de Animales -medalla y diploma-, después de una mujer que le regaló 5 pesos a cada uno; un maestro les hizo una función de títeres, un cine los invitó a ver dibujos animados, les regalaron juguetes. Hasta hubo una fiesta de celebración y una poesía. Uno de ellos habló en nombre de todos: “Todos los chicos argentinos hubieran hecho lo mismo”, dice. También se enteró el pintor Benito Quinquela Martín y los condecoró.Ahora, primero preguntando a los vecinos y después por las redes, el Museo Quinquela Martín quiere encontrar a algunos de esos muchachos que tenían 11 años en 1945 y ahora pasan los 80.

En los diarios. El rescate del perro Bobby, de La Boca, en 1945

El museo quiere volver a homenajearlos y, además, incluirlos en la presentación de una aplicación de realidad aumentada -como Pokemon Go- que usarán los visitantes de la institución, en el barrio de La Boca. Cuando apunten con ella a un cuadro aparecerá Bobby, que les explicará la situación real que generó la pintura. “La historia estaba en el archivo del museo -cuenta a Clarín su director, Víctor Fernández-, en los biblioratos donde Quinquela guardaba sus cosas. Uno de ellos se titula ‘El perro Bobby'”. Lo de la aplicación, dice, “lo vinimos trabajando desde el año pasado, con aportes de Mecenazgo Cultural. La idea es usar el personaje de Bobby para traer las historias de la calle a algunos cuadros y sacar de los cuadros esa vida en comunidad que les dio origen”¿Un ejemplo?Dice Fernández: “uno es “Fogata de San Juan”, de Quinquela, que va a contar lo que él vivió entre los chicos del barrio alrededor de la fogata, cómo se armaba, a qué respondía eso, qué pasaba antes y después.  Habrá, por supuesto, alguno con representaciones del trabajo en el puerto, lo que caracteriza a Quinquela. Entonces Bobby “lo va a contar desde su lugar, trabajando en el puerto, conociendo la dinámica de ese trabajo”.La búsqueda empezó hace un mes y todavía no apareció ninguno de esos chicos de 1945, pero Fernández se tiene fe.

Artículos sobre el rescate del perro Bobby, de La Boca, en 1945

Y Bobby: siguió por las calles: años después lo atropelló una camioneta, que por suerte no lo mató, y el relato apareció en el diario: “Ya era un rock star”, dice el director del museo.La lista completaEstos son los nombres de los chicos que rescataron a Bobby.Para ponerse en contacto con el museo hay un correo electrónico y dos teléfonos: museoquinquelamartin@buenosaires.gob.ar o 4303-3709 y 4301-1080.Salvador SortinoRosario SortinoCarmelo SortinoOrlando BouquetRoberto BouquetLuis PizziOsvaldo Annese CayetanoAnnese Abel RodriguezHugo GarciaPablo Di PilatoRafael ReynosoRoberto DietrichLuis SortinoErnesto DoronsoJosé SerranoJuan VenturaRafael PisaPablo MihovichSalvador NielsenJuan SegoviaÓscar SuiteAlberto FerranteFelix RodríguesHéctor GonzalesMauro EscagliariniCarlos NielsenNorberto VenturaDomingo NugerMauro FabianoRuben SuiteFrancisco NuñesRoberto GarcíaJosé BrunettiUbaldo ScarizAlfredo ScarizPK

Fuente