El régimen iraní condenó a muerte a varios miembros de una supuesta “red de espías de la CIA”

Irán es actualmente el país con mayor número de ejecuciones per cápitaLa Inteligencia iraní anunció este lunes que ha detenido a 17 iraníes que fueron acusados de trabajar como espías para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos y que algunos de ellos han sido ya condenados a muerte.Los 17 iraníes fueron arrestados entre marzo de 2018 y marzo de 2019 en el marco del desmantelamiento de esta “red de espías” de la CIA. Una operación que fue anunciada por Teherán el 18 de junio de este año.”Los que traicionaron deliberadamente a su país fueron entregados a la justicia. Algunos fueron condenados a muerte y otros a largas penas de prisión”, declaró a la prensa el jefe del contraespionaje iraní, cuya identidad no fue revelada. El agente indicó que los sentenciados a la pena capital, de los que no ofreció una cifra exacta, fueron encontrados culpables de “corrupción en la tierra”, un cargo que la jurisprudencia islámica castiga generalmente con la horca.Los sospechosos trabajaban “en sectores sensibles” o en actividades privadas ligadas a estos sectores, dijo sin dar precisiones. Además, actuaban independientemente los unos de los otros.El anuncio de la TV estatal iraníAlgunos de los detenidos, que, según el responsable de antiespionaje, “interactuaron con plena honestidad con la Inteligencia (iraní) y se aprobó su arrepentimiento”, fueron utilizados para conseguir información de EEUU.Algunos habrían sido reclutados al caer en una “trampa” tendida por la CIA cuando intentaban obtener visados para viajar a Estados Unidos, según el responsable iraní.”Algunos fueron abordados cuando realizaban sus solicitudes de visado, otros ya tenían visados pero fueron presionados por la CIA en el momento de renovarlos”, dijo.Según cifras de Amnistía Internacional, Irán es el segundo país con más penas de muerte, después de China, país que no publica registros al respecto. En 2018, ejecutó a 253 personas, un notable descenso con respecto a 2017 (507 penas capitales).Este anuncio se produce en un contexto de gran tensión entre Irán y Estados Unidos.Hassan Rohani y Donald TrumpLas acusaciones de espionaje son comunes entre Teherán y Washington, que mantienen una relación al borde del conflicto desde que el año pasado EEUU decidiera retirarse de modo unilateral del acuerdo nuclear de 2015 y volver a imponer sanciones económicas a Irán.La tensión se ha extendido al golfo Pérsico, donde en los últimos meses se han producido varios ataques a barcos, el derribo de drones y la captura el pasado viernes por parte de Irán de un petrolero británico.(Con información de AFP y EFE)MÁS SOBRE ESTE TEMA:Bolsonaro habló sobre los barcos iraníes varados en Brasil: “Estamos alineados a la política de EEUU, sabemos qué hacer”El régimen iraní estrechó sus lazos con la dictadura de Nicolás Maduro, con nuevas críticas a EEUU

Fuente