El tenis y su vara panamericana

El tenis tiene una rica historia en los Juegos Panamericanos. A excepción de Cali 1971, el deporte siempre tuvo su participación en el programa y desde Buenos Aires 1951, Argentina consiguió 15 oros para ubicarse segundo en el medallero general detrás de Estados Unidos, que acumula 15, pero con México y Brasil pisándoles los talones con 14. Un repaso permite ver que nombres importantes como los de Enrique Morea, Javier Frana, David Nalbandian, Horacio Zeballos, Mary Terán de Weiss, Mercedes Paz, Patricia Tarabini y María Irigoyen se subieron al podio panamericano. Incluso Morea (single y dobles masculino en Buenos Aires 1951), Terán de Weiss (single y dobles femenino en esos primeros Juegos) e Irigoyen (dobles femenino en Guadalajara 2011 y mixto en Toronto 2015) obtuvieron dos títulos cada uno.

Mirá también

Mirá también

Juegos Panamericanos: las cinco Leonas que portan el legado de un oro que ya resulta muy lejano

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
La misión del tenis argentino en Lima 2019 tiene seis atletas: Guido Andreozzi, Facundo Bagnis, Francisco Cerúndolo, Nadia Podoroska, Victoria Bosio y Catalina Pella. Después de la muy buena cosecha de hace cuatro años con los dos oros conseguidos por Bagnis y Andreozzi-Irigoyen, la plata de Andreozzi-Bagnis y el bronce de Irigoyen-Paula Ormaechea, las expectativas no son tan ambiciosas. Pero son amplias, de todos modos, de acuerdo a los análisis de las tres patas. Tanto el Comité Olímpíco Argentino y el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) como la propia Asociación Argentina de Tenis (AAT) coincidieron en la previa en tres medallas. Y una de oro.A la hora de buscar el equipo que viajara a Lima, el departamento de Desarrollo de la AAT a cargo de Franco Squillari comenzó con los llamados en febrero. Por supuesto que en la rama masculina nombres como los de Juan Martín Del Potro, Guido Pella o Diego Schwartzman ni siquiera se tuvieron en cuenta, pero hubo sondeos por Juan Ignacio Londero, por ejemplo. Claro, fue antes de que el cordobés diera un salto sorprendente en el ranking y pasara de ser un jugador de challengers a uno del circuito ATP. Ahí, justo cuando el ENARD empezó a poner una “relativa” presión por tenistas ubicados alrededor del 100° puesto del ranking, Andreozzi y Bagnis -por ambos se pidió especialmente para que integraran el dobles- dieron el “sí”. ¿Y Cerúndolo? Su participación ya estaba garantizada luego de haber sido finalista en los juegos Sudamericanos del año pasado. Con las mujeres fue todo más sencillo por la menor cantidad de jugadoras disponibles y el inferior ranking que tienen. Paula Ormaechea dio su negativa y entonces quedaron las otras tres mejores. A los seis, entonces, se les aseguró una beca que va de 15 mil (Andreozzi y Bagnis, por Proyección panamericana) a 11 mil pesos (los otros cuatro, por Proyección sudamericana en el caso de Cerúndolo y nominal por Lima 2019 con las tres chicas).

Mirá también

Mirá también

Sabrina Ameghino, el oro del sacrificio: “Esto que hacemos nosotros no es salud”

A excepción del chileno Nicolás Jarry, 55° del mundo y campeón este año en Bastad -dejó de ir a Gstaad y Kitzbuhel o Los Cabos y fue a la capital peruana por un acuerdo que él mismo tiene con el Comité Olímpico de Chile, el Instituto Nacional del deporte e indirectamente con la Federación de Tenis de Chile-, los cuadros del tenis de Lima 2019 no tiene un nivel alto y todo está muy abierto. Por eso Ignacio Asenzo, jefe de equipo, y Eduardo Schwank y Mercedes Paz, los respectivos capitanes, se ilusionan con seguir poniendo a Argentina en el medallero panamericano. Los jugadores, en tanto, también pretenden sus preseas pero, sobre todo, sueñan con la clasificación directa a Tokio 2020, el premio mayor que tendrán los campeones panamericanos.

Fuente