El oro histórico del básquet: “Era hora de valorar los torneos continentales”

El que solo ve básquetbol en los grandes eventos, atraído por lo que se generó en torno a la Generación Dorada, podría haber pensado en una hegemonía argentina en los Juegos Panamericanos. Se habría sorprendido, sin embargo, de saber que el seleccionado solo tenía un oro en la historia, el de Mar del Plata 1995, hasta que en la madrugada del lunes Luis Scola y sus compañeros lograron ser campeones en Lima al ganarle a Costa Rica.La curiosidad alcanza también a Sergio Hernández, quien logró su primer título como entrenador, pese a que su primer paso por la selección se extendió desde 2005 -sucedió a Rubén Magnano- hasta 2010 y luego volvió en 2015. Un trayecto glorioso, que incluye por ejemplo una medalla olímpica de bronce en Beijing 2008, pero sin ninguna coronación.”Argentina tenía un oro panamericano en toda su historia. Nosotros creemos que dominamos el básquet mundial pero teníamos un oro de hacía casi 25 años. Era hora de que valoráramos los torneos continentales también”, expresó el Oveja.

Con el oro. Los jugadores de la selección de básquet. Foto Maxi Failla

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
“Para mí representa muchísimo, es mi primer oro con la selección. Hay algún otro por ahí pero no lo dirigí yo, aunque era mi proceso, como el de campeón sudamericano en Chile pero no me voy a abrochar esa medalla porque estaba mi asistente”, remarcó sobre aquel título en 2014.”Y para el grupo -siguió- es una felicidad. Porque Scola, que con 39 años ya no le quedaban torneos por jugar en el mundo, este no lo tenía, y es una medalla más dentro de su curriculum. Los demás son todos jugadores que con la selección no habían ganado nada. Ojo, habían ganado un montón de cosas, pero no ese oro preciado y famoso. Lo honramos mucho. Lo vamos a recordar de por vida”.Scola, por su parte, destacó que la consagración “costó bastante” porque el equipo tuvo “un momento malo en el medio” aunque terminó “muy bien”. Y expresó: “Para mí significa haber ganado un título. Acá nadie tiene 15 títulos en la Selección. Ganamos dos FIBA Américas y un Juego Olímpico. Por eso, lo disfruté mucho, imagino que será inolvidable”.

Mirá también

Mirá también

Juegos Panamericanos: Argentina conquistó el oro en básquet después de 24 años

El 31 de agosto se pondrá en marcha el Mundial y el título panamericano aparece como la mejor forma para encararlo. “Veníamos por el torneo en sí pero indirectamente nos da un rodaje muy grande”, reconoció el entrenador.Pato Garino, en tanto, señaló: “Además de ser una competencia que nosotros valorábamos como tal, fue una preparación para reencontrarnos en la cancha en una competencia oficial. Vimos nuestras falencias y nuestras virtudes”. Y Scola agregó: “Todo sirve para el Mundial pero veníamos a ganarla, esto queríamos”.Justamente, Luifa se fijó como próximo objetivo el Mundial de China, sin dar precisiones sobre lo que hará después del 15 de septiembre. “Mi motor es jugar y poder ayudar al equipo a ganar, en eso me concentré. Pienso en China, no en Tokio. Algunos planes tengo pero ahora mismo tengo bastantes más preguntas que respuestas sobre mi futuro”, reconoció.El tiempo dirá cuántos partidos más se pondrá la 4 de la selección. Por ahora, los disfruta junto a sus cuatro hijos y a su pareja, presentes en la noche dorada del básquet en Lima.

Scola y el beso con su esposa tras el oro. Foto Maxi Failla

Lima, Perú. Enviada especial.

Fuente