Nominaciones a los Premios ACE: un reparto desparejo

Los premios son arbitrarios. Más allá del prestigio, de la capacidad de los jurados, de la calidad de los nominados y premiados, sí: los premios son arbitrarios. Algunos más que otros. Los ACE (Asociación de Cronistas del Espectáculo), que distinguen lo mejor de la producción teatral, no están ajenos a la polémica. En esta temporada 2018/2019 por lo menos hay varios puntos a discutir.Las cuatro obras más nominadas son musicales. Empezando por Cabaret, que con 13 nominaciones va a la cabeza, le siguen Hair y Una vez en la vida (con 9 cada una) y Camarera, con 8. No se discute la calidad de estas propuestas, principalmente de Cabaret que es una puesta de lujo, pero las obras musicales ya tienen su premio instalado, los Hugo, que se enfocan en ese rubro. Y eso es por la cantidad y calidad de oferta que hay en la cartelera. Entonces resulta un poco repetitivo.

Mirá también

Mirá también

Premios ACE: los nominados a lo mejor del teatro 2018/2019

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_atodorock”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_atodorock”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
En esta edición sin grandes sorpresas, es más discutible lo que se quedó afuera que lo que aparece en la lista de nominados. Y en esto, hay un factor que juega en contra: la enorme, extensa e inabarcable producción teatral de la cartelera porteña. En ese mar inmenso, donde realmente hay de todo, resulta imposible no dejar afuera materiales muy valiosos.Por otro lado, medir con la misma vara a producciones millonarias (aunque cada una compita en su rubro) con otras hechas casi a pulmón es complicado. En el recuento final, el reparto suele ser muy desparejo.Pero justamente los premios no suelen ser justos aunque sí le hagan justicia a algunas obras, actores, actrices que merecen todos los reconocimientos (en esta edición, Pilar Gamboa, María Inés Sancerni, Paula Ransenberg, Jorge Suárez, Claudio Da Passano, sólo por nombrar algunos de excelencia) pero en esas listas siempre aparece un sabor amargo cuando se omiten nombres que en el escenario la rompen.Uno de ellos podría ser el de Lorena Vega que, no sólo quedó afuera con su maravillosa Imprenteros, sino también como una de las protagonistas de La vida extraordinaria, gran puesta que sólo aparece en el rubro Mejor autor argentino (Mariano Tenconi Blanco). O Tadeys, un interesante proyecto que unió textos de Osvaldo Lamborghini con la interpretación de Diego Capusotto, en el Cervantes.Por su parte, las nominaciones para Hamlet y Petróleo (cinco y tres respectivamente), también suenan a poco para la repercusión que ambas obras siguen teniendo: una desde el teatro oficial, en el San Martín, y en la otra en el Metropolitan (luego de pasar por el CTBA), agotan funciones y logran aunar calidad y popularidad en una misma propuesta.

“Hamlet”. Dirigida por Rubén Szuchmacher, con Joaquín Furriel y Claudio Da Passano, los tres nominados en sus rubros.

Los ACE proponen más de 30 rubros y las ternas ya no son tales, sino que cada una tiene seis candidatos. Es cierto que el teatro es uno solo, pero las producciones comerciales, el circuito oficial y las propuestas de “teatro alternativo”, todos compitiendo entre sí, terminan siendo una mescolanza complicada por demasiado abarcativa.Tal vez no sean los ACE o ninguno de los otros premios que buscan distinguir lo mejor de la actividad teatral de esta ciudad, el punto a discutir. Tal vez sea el momento de repensar estas instancias con otro tipo de reconocimiento o, quizá, también ser más (auto)críticos con la cantidad de propuestas que hay en cartelera.

“Petróleo”: La exitosa propuesta del grupo Piel de Lava recibió tres nominaciones.

Es cierto que lo maravilloso del teatro en Buenos Aires es que sea prácticamente infinito (siempre hay más y más y más) pero ¿no será hora también de ser más disruptivos a la hora de crear y de premiar? ¿No es hora de renovarse y probar con destacar a artistas que brillan pero que frente a los grandes nombres famosos (algunos muy talentosos también) quedan siempre relegados? Ojalá que el ACE sirva como motivación no sólo para hacer más, sino también mejor teatro.

Fuente