deportes fútbol river plate

El “nuevo” Enzo Pérez es el comandante de la presión en el mediocampo de River

¿En qué momento Enzo Nicolás Pérez dejó de ser un mediocampista de corte ofensivo para destacarse como un distinguido volante central? Su retraso en el campo de juego, ¿es una cuestión de merma física o de inteligencia para comprender mejor el juego? ¿Cuándo el mendocino sustituyó su olfato de gol por el de intuir dónde comenzar una presión? ¿Puede un futbolista destacarse casi como mediapunta y años después brillar como mediocampista de inicio de juego? Esas preguntas y muchas más pueden hacerse sobre el nuevo Enzo Pérez, ese que parece hacerse cada vez más grande en el mediocampo de River. 

Enzo Pérez, amo y señor del sector medular en River. (Foto: AFP/Alejandro Pagni).

Las razones de la metamorfosis de Pérez son varias, pero hay dos que resaltan: primero, la inteligencia para entender el juego; segundo, la experiencia que fue acumulando a lo largo de su carrera (final de Mundial, finales Copa Libertadores y final de Mundial de clubes, por ejemplo).

Mirá también

Mirá también

La revelación del padre de Gallardo: “Marcelo quiere volver a jugar con Boca”

El partido del mendocino de 33 años ante Lanús fue brillante. Desde el medio de la cancha, Pérez fue el comandante de la presión (generaron los primeros dos goles) y el hombre encargado de manejar los hilos del equipo. Con la pelota en los pies, es una suerte de enganche retrasado y River gana mucho volumen de juego con él en esa posición en la cancha. Puede distribuir en corto, en largo, o saltar líneas encarando con la pelota dominada. Un dato que brindó la Conmebol sirve para graficar: es el mejor pasador de la Copa Libertadores, con 581 pases acertados.

Enzo Pérez con la Recopa Sudamericana, uno de los títulos que ganó en River. (Foto. Juano Tesone).

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_tenesquesaber”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
Cada vez entiende mejor los momentos de los partidos Pérez: sabe cuándo salir lejos, cuándo ir al piso o cuándo meterse entre los centrales. Además, está muy bien físicamente, con fuerza para aguantar los choques y con resto para completar los 90 minutos (cuestión que le costó en los primeros seis meses en el club). “La de volante central es una posición que conozco. En Europa me tocó jugar en los últimos años ahí. He sido polifuncional. Juego de cinco más adelantado, a la derecha o la izquierda. Son posiciones que conozco. No es importante lo que hace uno individualmente, sino el equipo. Todos funcionamos y está a la vista que el equipo tiene hambre y con ganas de seguir consiguiendo cosas importantes”, dijo Enzo en el sitio oficial de River.

Mirá también

Mirá también

Franco Armani avivó los fantasmas sobre la situación con Agustín Rossi en el Monumental

“A Enzo lo veo muy bien. El paso por Europa lo hizo jugar en distintas funciones y hoy puede moverse en varios sectores del mediocampo. Creo que en Valencia empezó a entender bien el puesto. Tiene despliegue y buena ubicación; el manejo de balón ya lo tenía. Está en un ritmo de competencia muy bueno y se lo nota fresco. Lo fundamental, igual, es la inteligencia que tiene. Nunca tuve dudas de que iba a responder cuando Marcelo (Gallardo) lo paró de 5”, le explica Leonardo Astrada a Clarín. El Jefe, que conoce la mitad de la cancha de River como pocos, también lo dirigió en Estudiantes de La Plata (2008-2009). “Nosotros lo poníamos por afuera, pero era otro jugador. En Godoy Cruz jugaba ahí. Era muy desequilibrante en el mano a mano. Cuando estaba bien desde lo físico era imparable”, amplía Astrada.Los números de Pérez en el fútbol argentino sustentan las palabras de Astrada. Enzo irrumpió en Godoy Cruz donde marcó 5 goles en 32 partidos; es decir, un gol cada 6 juegos. Pasó a Estudiantes y festejó 18 goles en 178 juegos (1 cada 9,8). En River acumula 4 gritos en 76 presencias (1 cada 19). El quiebre definitivo, igual, lo tuvo en Valencia de España, donde comenzó a jugar de 5 más retrasado. El dato: no marcó goles en 61 partidos por Liga.

Mirá también

Mirá también

Javier Pinola dejó una advertencia para Boca por el probable choque en semifinales

Dos partidos terminaron de convencer a Marcelo Gallardo de que Pérez podía jugar de volante tapón. El primero fue ante Racing, por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores. Leonardo Ponzio y Bruno Zuculini estaban suspendidos. El segundo fue en la final ante Boca en Madrid. River perdía 1-0 y Gallardo sacó a Ponzio, puso a Juanfer Quintero y dejó a Enzo como mediocampista central. Las victorias no solo le dieron alegrías al Muñeco: también la certeza de que Enzo Pérez puede ser un notable volante central. 

Fuente