¿Qué es una revolución solar? El clima energético del año

Cuando visitamos a un astrólogo o astróloga por primera vez, la primera consulta gira alrededor de la carta natal. Brindamos nuestra fecha, hora y lugar de nacimiento, y escuchamos una primera aproximación a este saber ancestral que se basa en codificaciones simbólicas del cielo: signos, planetas, aspectos, grados matemáticos, asteroides y muchos otros elementos. En esa primera entrevista tendremos, seguramente, un acercamiento muy profundo a nuestras energías de base (sol, luna, ascendente). Hablaremos de nuestra historia, de sucesos importantes, personas y vínculos claves. Cada carta natal es literalmente un Universo. Muchas cosas dirán esos pequeños dibujos que acumulan significado mítico y arquetípico desde hace siglos. La carta natal puede asimilarse a “una terapia acelerada”, “un espejo de mí mismo”, “una ayuda para interpretar y darle sentido a los acontecimientos que me rodearon desde que estoy en el mundo”. ¿Y después qué? Dicen los que saben que la verdadera Astrología es la del cielo en movimiento, porque los recorridos planetarios no se detienen jamás. Grabamos el instante, pero este instante se esfuma. Es por eso que otras técnicas observan, no ya la foto del cielo de nacimiento, sino ciclos, órbitas que resaltan y dan espesura a momentos claves en nuestro tiempo cronológico. 

Mirá también

Mirá también

Astrología kármica: el debe y haber del destino reflejado en la carta natal

La segunda entrevista con un astrólogo suele ser llamada “de revolución solar, tránsitos y progresiones” (aquí abordaremos la primera). Brinda un panorama anual energético que abarca desde la fecha de cumpleaños a la siguiente. Pone en palabras y narrativas oportunidades del destino que se florecerán durante ese año, obstáculos a atravesar, aprendizajes, nudos psicológicos que pueden ser resueltos, recompensas y balances, en fin, va acompañando las etapas de desarrollo de una vida.

Mirá también

Mirá también

Wu wei: en qué consiste el arte taoísta de la “no acción”

Newsletters Clarín

Entremujeres | El horóscopo semanal, moda, bienestar, pareja, género y todo lo que te interesa

Todos los miércoles.

Recibir newsletter

(function ( $ ) ;
suscribo = function (options, mail, grupo) ,
success: function (response) ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “load_modal_suscripcion”;
nl_pass_data.eventLabel = “confirmacion_entremujeres”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
openModal(path);
}
});
}
consulto = function (options) ,
success: function (response) else
}
});

}
authenticate = function () else
}
getIdPase = function ()
return idPase;
}
execute = function (options)
openModal = function (path) ,
callbacks: ,
open: function ()
}
});
}

execute(options);
}
}( jQuery ));
$(‘.newsletter-embeb figure, .newsletter-embeb .mt h4, .newsletter-embeb .mt .data-txt, .newsletter-embeb .mt .bt’).on(‘click’, function () ;
nl_pass_data.hitType = “event”;
nl_pass_data.eventCategory = “news_caja_nota”;
nl_pass_data.eventAction = “clickarea”;
nl_pass_data.eventLabel = “caja_entremujeres”;
sendGAPageview(nl_pass_data);
});
$(document).on(“wa.login”, function(e, user)
});
¿En qué momento estoy parada? ¿En qué punto de mi desarrollo personal me encuentro? ¿En una fase en la que tengo que arriesgarme a ir por mis sueños? ¿Recoger los frutos de mi trabajo? ¿Desbordarme de amor? ¿Conectar con mi misión y mis dones? ¿Entregarme a una crisis y a un dolor que cambiará por completo mi perspectiva en la vida?A veces lo que “sale” en una revolución solar son cuestiones bien concretas: mudanzas, viajes, nuevos amores, divorcios, temas de salud. Otras veces, se trata de aprendizajes profundos que si bien no tienen una manifestación tan contundente hacia afuera, son claves para el desarrollo psicológico del consultante. Son un antes y un después en su camino espiritual. Revolución solar: técnica, interpretación y la clave del ascendente””Revolución’ significa en latín: cambio, movimiento, ‘revolutio’ es ‘una vuelta’. Una revolución es un cambio completo desde una constitución a otra; en este sentido, los cambios y movimientos implican crisis. Las crisis son una oportunidad de evolución y consciencia”, dice Zez Astral, astróloga y directora de Blog Astrológico.

Mirá también

Mirá también

Horóscopo para agosto 2019: el mes para sentir y vibrar en la sintonía del corazón

¿Por qué en cada cumpleaños se produciría esta crisis? “Porque el Sol vuelve al mismo grado, minuto y segundo matemático que en el día en que nacimos. Cada año solar abre un ciclo donde tenemos como una especie de ‘actualización de la app’ de nosotros mismos. Como el Sol representa la identidad personal, el yo, se trata de una posibilidad de desarrollar consciencia, y cada año abrirá determinadas áreas de experiencia de nuestra vida para ayudarnos a desarrollar nuestro mayor potencial. En cada revolución, el Sol (y otros elementos de la carta) se ubicarán en diferentes áreas para iluminar y concientizar las partes que componen la totalidad del ser”, explica Zez. Debemos aclarar que la revolución es una carta completamente diferente de la natal, que coincide con el cielo de ese cumpleaños, en el momento del retorno solar.¿Por qué un mes antes de nuestro cumpleaños podemos sentirnos tristes, deprimidos o faltos de motivación? Porque estamos agotando un ciclo y a punto de renovar el contrato con la vitalidad.

Mirá también

Mirá también

Año Nuevo Maya 2019: cómo son las energías del ciclo que comienza

“La carta de revolución será una carta de energía disponible, una carta de pistas para aprovechar, que brinda una información valiosa para el aprendizaje del año y es un eslabón de una cadena mucho mayor”, dice la astróloga. Entre los diversos elementos a interpretar en una solar, el más reconocible es el ascendente, que va cambiando año a año.12 ascendentes anualesAries: será un año de nuevos comienzos, con mucha energía disponible que se manifestará de diversas formas. Riesgo, aventura y experiencias nuevas son las palabras claves. Tauro: la energía se dispone a materializar, dar forma, conectar con el cuerpo, la estética, lo más concreto que podemos ver y tocar. Se mueven temas de dinero, supervivencia y recursos. Géminis: la energía está en movimiento para conectar con ideas nuevas, vínculos, grupos, viajes cortos, nuevos aprendizajes y momentos de inocencia y diversión.

Mirá también

Mirá también

Triple conjunción 2020: ¿por qué será un evento astrológico clave?

Cáncer: temas de casas, la memoria familiar, lo materno, hijos y cuidados (hacia nosotros mismos o el entorno) se pone en primer plano. Para elaborar cuestiones emocionales. Leo: el brillo personal se despierta, aparece una renovación del deseo, la espontaneidad y la pasión en muchos escenarios de la vida. Virgo: lo desordenado vuelve en estos años a su lugar. Temas de salud, dietas, mascotas y trámites pendientes. Libra: se mueven asuntos de diplomacia, negociación, con vínculos, socios y parejas. La seducción, la estética y el equilibrio personal serán llaves maestras del año. Escorpio: años de crisis, pérdidas y cambios, pero de grandes aprendizajes espirituales, sanación, depuración emocional y desarrollo de fuerza interior.Sagitario: aparece para conectar con lo trascendente, los caminos, las aventuras. Una nueva mirada sobre la vida, estudios, expansión y viajes en el horizonte. Capricornio: años de responsabilidad y compromiso que dan como resultado un crecimiento, un logro, una meta alcanzada. Acuario: para soltar amarras y entregarse a la espontaneidad, al imprevisto y a la libertad. Cada momento una sorpresa, los grupos en primer plano, nuevas ideas. Piscis: La profundidad del mar trae algo de cansancio, sueños, elaboración inconciente y finalización de etapas. Hiper sensibilidad e intuición. Inspiración. Sólo para entendidos: el paso a paso en una revolución solar (*)- La revolución solar no es una carta aislada, se la lee en contacto a la carta natal. Lo más interesante de interpretar es la superposición de los sectores y planetas de la revolución con la carta.- La carta del año se interpreta como una carta en sí misma. En ella se destaca el ascendente, tinte de la energía disponible del año. Luego el gobernante (regente del ascendente), ¿en qué signo y casa se ubica? ¿genera aspectos con otros planetas? ¿qué casa rige? El protagonista del año será el Sol, vemos en qué casa astrológica se ubica, qué aspectos genera, para luego hacer una interpretación de la luna, que marcará el mundo emocional del año, por signo, por casa y por aspectos. Finalmente, la interpretación de todos los demás planetas, puntos importantes de la carta y los nodos de la luna. 

Mirá también

Mirá también

Quirón en Aries, todo sobre el asteroide que marcará una nueva temporada de sanación

– Los ascendentes se van sucediendo de cuadrante en cuadrante, generalmente en ángulos de 90° aproximadamente. No siempre es exacto.- A los 33 y a los 66 años cumplimos casi a la misma hora del nacimiento, por lo tanto, repetimos nuestro ascendente natal. – La interpretación debe ser global, amplia y de interconexiones. Básicamente se brinda información sobre lo que persona necesita en este momento de su vida.(*) Por Zez Astral. 

Mirá también

Mirá también

Cómo identificar a los vampiros energéticos y protegerse de ellos

Mirá también

Mirá también

Chamanismo, narración oral y rituales: el día a día de una “mujer medicina” que vive en las sierras cordobesas

Mirá también

Mirá también

Calendario lunar 2019: mes a mes, todas las fases, eclipses y signos

Fuente