Succession: las lealtades y las disputas familiares se ponen en juego

Pinterest LinkedIn Tumblr +

Brand Studio para Cablevisión Flow¿Quién heredará el gran emporio mediático cuando Logan Roy, el dueño y creador de la fortuna de la familia, decida retirarse? Succession, serie dramática producida por HBO, tiene como disparador este eje para narrar la historia de la familia Roy, una dinastía multimillonaria y dueña de una de la compañía de comunicaciones más exitosa del mundo. Su objetivo principal es hacer que el imperio crezca y, para ello, las lealtades se pondrán en juego. La primera temporada de la serie ya está disponible para ver completa, mientras que la nueva temporada se estrena todos los domingos – va por el quinto capítulo- y al día siguiente se puede disfrutar cada episodio a demanda desde cualquier dispositivo en Cablevisión Flow y Canal 1 HD.El pilar y fundador de la empresa, Logan Roy, es ya un hombre mayor que empieza a sufrir algunos problemas de salud, por lo que prepara un plan de retirada. Todos los caminos conducen a que será Kendall, hijo mayor de su segundo matrimonio y el único involucrado en el día a día de la compañía, quien tomará la posta. Aunque nadie lo puede asegurar del todo.

La serie gira en torno a la familia Roy, una dinastía multimillonaria y dueña de una compañía de comunicaciones.

Además de Kendall y sus dos hermanos hay que sumar a Connor, hijo de la primera esposa de Logan, dentro de la pelea por la sucesión. Si bien el mayor es el único que trabaja en la empresa, los cuatro están en la junta directiva y tienen voz y voto en las decisiones.Ese orden en las tareas se mantiene mientras nada cambie. Sin embargo, la retirada de Logan, más una serie de decisiones que para los hijos no tienen sentido, va a llevar a que sus ambiciones personales les hagan buscar el mejor posicionamiento para cuando el padre decida dar un paso al costado.Política, negocios y dramas personales de una familia disfuncional se cruzan dentro de la trama. Si bien es una serie dramática, Succession por momentos alcanza buenos toques de comedia sobre las acciones, muchas veces sorprendentes, de los personajes. Esa combinación armoniosa entre el humor y el drama “shakespereano” sobre el paso de poder dentro de una familia la vuelven una serie distinta.”No quería una versión falsificada del mundo”, dijo el creador de la serie, el británico Jesse Armstrong. Por eso no es casual que haya tantos paralelismos entre la ficción y la realidad. Para lograr la verosimilitud en el relato recurrió a consultores como Merissa Marr, una periodista que investigó la vida del multimillonario Resdstone para The Wall Street Journal, y William D. Cohan, un periodista de investigación financiero que trabajó en JPMorgan Chase y Merrill Lynch.

Además de pasajes dramáticos, la serie combina toques de comedia con una esencia “shakespereana”.

Antes de hacer Succession, que está nominada a cinco Emmy, incluyendo mejor serie dramática, el autor había escrito para tres series con la política en primer plano: Veep, Black Mirror y The Thick of It.Según el diario estadounidense The New York Times, “la serie es una sátira muy filosa y su principal víctima son las corporaciones norteamericanas, pero también se enfoca en la cobardía y codicia que suele impulsar a quienes deben lograr acuerdos empresarios”. Igualmente, el autor de la serie aclaró que a la hora de imaginar el mundo de Succession no se limitó a pensar en los magnates mediáticos.

Mirá también

Mirá también

The Handmaid’s Tale estrenó su tercera temporada

Uno de los actores principales, Jeremy Strong, quien hace de Kendall Roy en la serie, señaló: “Tuve que releer Crimen y castigo, de Dostoievski, para darme cuenta de que el castigo no tiene que ver con ser descubierto o con el crimen en sí mismo, sino con vivir con el aislamiento provocado por tus acciones”. Entre los puntos altos de la serie, cuya segunda temporada se estrenó el mes pasado por HBO, está que la trama, los personajes, las combinaciones entre todos ellos y las situaciones que se van generando surgen con naturalidad y se ensamblan de manera orgánica. Eso le da ritmo a un guion que promete seguir mejorando en los próximos capítulos. La sucesión está en juego.

Fuente

Share.

About Author