Descubren en Bulgaria los vestigios más antiguos del Homo sapiens de Europa

Un diente y fragmentos de hueso encontrados en una cueva en Bulgaria revelaron la existencia del Homo sapiens más antiguo de Europa conocido hasta el momento, de acuerdo con un estudio publicado esta semana por un equipo de investigadores internacionales.Según el análisis de los vestigios encontrados en la cueva de Bacho Kiro, en el norte de Bulgaria, la presencia en el continente europeo del Homo sapiens  -también denominado hombre moderno- dataría de hace 45.000 años, describen dos artículos aparecidos en las revistas Nature y Nature Ecology and Evolution.”Se trata del periodo de la primera llegada de Homo Sapiens a territorio europeo desde Oriente Medio y de su cohabitación con los Neandertales que duró entre 5.000 y 10.000 años”, explicó a la AFP Nikolay Sirakov, uno de los responsables de las excavaciones y profesor del Instituto de Arqueología de la Academia Búlgara de Ciencias.”La ciencia estimaba que estos eventos tuvieron lugar en un periodo que se remonta a 38.000 y 42.000 años. Hemos demostrado que ocurrieron un poco antes”, agregó.Los vestigios de Bacho Kiro “es el ejemplo europeo más antiguo conocido que demuestra la presencia de Homo sapiens en el Paleolítico superior. Los hombres modernos, que llegaron hace unos 45.000 años, fueron ocupando poco a poco el lugar de los Neandertales”, explica un comunicado del Colegio de Francia al cua pertenecen dos profesores del equipo internacional que trabajó en estas dataciones.El periodo de transición entre las poblaciones de neandertales y homo sapiens sigue siendo objeto de interrogantes y esta datación aporta nuevos elementos.Una primera datación de los vestigios con carbono 14 sugiere una franja de entre 46.940 y 43.650 años. Una segunda, con el método que se basa en el análisis del ADN mitocondrial extraído de los huesos, da estimaciones que van desde los 44.830 a los 42.616 años, precisa el Colegio de Francia.”Estos resultados muestran que los humanos modernos se propagaron por las latitudes medias de Eurasia hace más de 45.000 años y ocuparon los territorios de los neandertales, por lo que ejercieron una influencia sobre el comportamiento de estos últimos antes de reemplazarlos”, explica la institución.El yacimiento de Bacho Kiro, conocido desde los años 1930 y acondicionado para el turismo, había sido objeto de nuevas excavaciones desde 2015.vs-smk/af/mb

Fuente