El tesoro deportivo histórico que está en manos de Diego Maradona

Diego Maradona, durante un evento en el Festival de Cannes de 2008 (REUTERS/Eric Gaillard/File Photo) (ERIC GAILLARD/)Javier Sotomayor es un ex campeón olímpico y multicampeón del mundo, que pasó a la historia por su récord mundial en Salamanca, donde logró los 2,45mts. en salto en alto, marca que hasta el momento no ha sido batida. “Diego tiene una de las zapatillas con las cuales logré el récord del mundo”, reveló el cubano en una entrevista con Súper Deportivo Radio por LT10 y Radio Villa Trinidad.Además de repasar sus inicios, sus temores por el salto, los sacrificios que realizó, e incluso los diálogos con Fidel Castro, Sotomayor contó la anécdota desconocida del día en que conoció a Diego Maradona y cómo fue que le obsequió al astro del fútbol mundial uno de sus tesoros más preciados.“Con Diego somos grandes, grandes amigos. Desde la primera vez que el vino a Cuba, para hacer su tratamiento, yo lo conocí y hasta en la actualidad hemos tenido una muy buena relación. De hecho estuve en su último partido oficial, en la Bombonera (2011), porque él me invitó. La admiración que tenía por Maradona se duplicó cuando dijo que él me admiraba y que conocía sobre mi carrera deportiva. Eso hizo que yo lo admirara muchísimo más”, reconoció respecto a su devoción por Pelusa.“La primera vez que nos vimos él me regaló una camiseta y recuerdo que fui a la casa. Tiene el par de zapatos míos de cuando conseguí el récord mundial en Salamanca. Se lo di la segunda vez que él vino a la Habana. Yo, además, tengo varias de sus camisetas. Tener como amigo al mejor deportista de todos los tiempos me hace sentir bien orgulloso”, continuó el mítico atleta cubano, quien estableció dicho récord de 2,45 metros en 1993.Javier Sotomayor, ex atleta cubano (EFE)El ex atleta olímpico relató cómo lo conmovió el día que presenció el partido de despedida de Diego. “Ahí realmente tomé dimensión lo que es Maradona y la gran cantidad de seguidores que tiene en Argentina. La Bombonera estaba a tope, había mucha gente en la cena despedida. Diego es una gran persona, y lo digo porque lo conocí. Con su forma de ser, algunos que no lo conocen son detractores de su personalidad y no es así. Aquellos que tenemos la suerte de conocerlo podemos decir que Diego es muy humano, muy inteligente aunque a muchos no les parezca así”.En relación al momento en que Maradona le confesó que conocía su historia, el cubano reconoció: “Me quedé perplejo cuando Diego empieza a contarme y a recordar mi carrera como atleta. No solo que me conoció, sino también sabía detalle por detalle de mi carrera deportiva. Recuerdo que sabía donde había hecho el salto, me habló del récord con precisión y hasta casi la fecha me comentó. Algo parecido me pasó con Valdano, el año pasado en un hotel en Madrid”.Javier Sotomayor también cuenta con la plusmarca imbatible conseguida hace 27 años en salto de altura y también los récords universales en pista cubierta (2,43) y sub-18 (2,33), así como el título olímpico en Barcelona ’92, la plata en Sídney 2000, seis oros mundiales y tres en Juegos Panamericanos. Con 52 años y padre de cinco hijos, hoy cumple la función de secretario general de la Federación Cubana de Atletismo.Otras frases destacadas:“El número 2,45 me ha marcado y ha marcado mi día a día. No solamente es el número de un récord y del tal manera me marcó, que lo trató de llevar a todos lados. Lo puse en mi correo de gmail, en la matrícula de mi coche. A todo lo que le tenga que poner un número le pongo 2.45. Mis últimos dos coches la terminación era 245. Tuve un bar en La Habana que le puse 245 y mi Twitter, Messenger y mis correos todos tienen 245. Un sello que utilizó en mi trabajo tiene también ese número”.“Recuerdo que había 5 pruebas obligatorias que te enseñaban de chico y la que menos me gustaba era salto en alto, porque le tenía y le tuve miedo. Tenía miedo a saltar. En mis inicios lo hice por obligación, digo por obligación porque estaba reglamentado así y había que hacerlo”.“Te soy sincero: no me gustaría que me lo saquen al récord. Soy un convencido de que nada lo que ha llegado llegó para quedarse. Lo que siempre comento y digo que hay una sola forma que mi récord no pueda ser batido y esa forma no va a existir: es que desaparezca el salto en alto. Mientras se haga salto en alto las posibilidades siempre van a estar para que alguien termine con mi récord. Algún día llegará, convencido de eso estoy”.Fidel Castro y Diego Maradona (NA)“Para mi vida deportiva Fidel Castro fue muy importante. Tuve una gran amistad, de hecho estuve con Diego cuando el comandante falleció en sus últimas horas y lo acompañé a Santiago de Cuba, donde fue enterrado. Estuve en sus últimos momentos y al lado de Diego. No solo yo, también el deporte cubano le debe mucho a Fidel Castro. Muchos de los resultados que obtuvimos los deportistas cubanos se lo debemos en gran medida al comandante Fidel Castro. Fue un gran seguidor y motivador de los deportistas cubanos”.“Tuve varias charlas con Fidel Castro vinculadas a la motivación. Inclusive en momentos donde yo no me encontraba bien y preparado para competir. Por ejemplo, en la previa de los Juegos Olímpicos de Atlanta él me sugirió que no vaya porque no estaba en buenas condiciones físicas. Él siempre tenía un gran conocimientos sobre los atletas, me mandó a buscar y me persuadió para que no fuera, porque él sabía no estaba en óptimas formas. Yo me negué y le dije que iba a intentarlo. Después cuando regresé y no me fue bien, porque no obtuve el resultado esperado, de igual manera motivó para seguir adelante”.La entrevista completa con Javier SotomayorSEGUÍ LEYENDO:De vivir en una tribu en medio de la selva a transformarse en el basquetbolista más alto de la NBA: la inspiradora vida de Manute BolLa histórica camiseta de Michael Jordan que será subastada: esperan recaudar medio millón de dólaresEl enorme tapabocas que utiliza James Harden, el basquetbolista con la barba más larga de la NBAEscándalo en Barcelona: una figura del plantel se volvió a su país y avisó que no jugará la ChampionsEl Kun Agüero hizo una pausa en su rehabilitación para disfrutar en un lujoso yate con su novia

Fuente