Pekín nombra a un expolicía como nuevo número dos del Gobierno de Hong Kong

Pinterest LinkedIn Tumblr +

El hasta ahora responsable de Seguridad del Gobierno de Hong Kong, John Lee, será el nuevo número dos del Ejecutivo hongkonés en sustitución de Matthew Cheung, la primera vez que un exagente de policía se hace con el cargo en la ciudad desde la retrocesión británica del territorio a soberanía china, en 1997. EFE/EPA/LYNN BO BO
Pekín, 25 jun (EFE).- El hasta ahora responsable de Seguridad del Gobierno de Hong Kong, John Lee, será el nuevo número dos del Ejecutivo hongkonés en sustitución de Matthew Cheung, la primera vez que un exagente de policía se hace con el cargo en la ciudad desde la retrocesión británica del territorio a soberanía china, en 1997.La agencia estatal de noticias Xinhua anunció hoy que el Consejo de Estado (el Gobierno chino) decidió este miércoles el nombramiento de Lee como secretario jefe, mientras que el actual comisario de la Policía de Hong Kong, Chris Tang, se hará con el puesto dejado vacante por Lee tras su ascenso.Asimismo, el hasta ahora subcomisario de Policía, Raymond Sui, pasará a ocupar el máximo cargo en el cuerpo, en sustitución de Tang.La crisis de gobierno se produjo -aseguró la fuente- por recomendación de la jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam.Por su parte, el hasta ahora número dos, Matthew Cheung, dejará el cargo después de cuatro años ejerciéndolo, aunque no mostró intención de abandonar los objetivos de este, informó el diario hongkonés South China Morning Post.”Seguiré mejorando para servir a la sociedad y contribuir a (la mejora de) el país”, dijo a los periodistas congregados en las inmediaciones de su residencia al conocerse la noticia.El cargo de secretario jefe controla departamentos clave como educación, bienestar, sanidad y alimentación, transporte y vivienda.Según el rotativo hongkonés, se espera que Lee y Tang (de 63 y 55 años, respectivamente), viajen a Pekín la semana que viene para los fastos por el centenario de la fundación del Partido Comunista de China, que se celebrarán el próximo 1 de julio.UN CONTEXTO COMPLEJOLa crisis de gobierno llega en un momento en el que el Ejecutivo hongkonés tiene que poner el marcha unas polémicas reformas electorales a las que el parlamento local -ocupado únicamente por simpatizantes de Pekín tras las expulsión de 4 diputados opositores y la renuncia como protesta de otros 15- dio luz verde el mes pasado.Estas reformas reducirán de manera drástica las opciones de la oposición prodemocrática de hacerse con el poder en la ciudad semiautónoma, con modificaciones como que el número de escaños parlamentarios aumentará de 70 a 90, pero tan solo 20 de ellos podrán ser elegidos por sufragio directo (frente a los 40 estipulados por la normativa anterior).Esto supone un paso más en el refuerzo del control de Pekín sobre Hong Kong, que regresó a soberanía china en 1997 en virtud de la Declaración Sino-Británica de 1984, documento que, no obstante, recoge el compromiso de Pekín de garantizar las libertades entonces existentes en el territorio hasta al menos 2047.Además, el pasado día 21, entró en vigor la obligatoriedad de realizar un juramento de lealtad a la Región Administrativa Especial de Hong Kong tanto para cargos electos como para candidatos que quieran participar en las elecciones como forma de garantizar su “patriotismo”.Estas recientes modificaciones legales llegan después de la Ley de Seguridad Nacional para Hong Kong que Pekín redactó e impuso el pasado año, a raíz de las movilizaciones antigubernamentales que tomaron las calles de la excolonia británica durante la segunda mitad de 2019.Esta ley estipula penas de hasta cadena perpetua para supuestos de secesión, terrorismo o confabulación con fuerzas extranjeras.Activistas, organizaciones de defensa de los derechos humanos y gobiernos extranjeros han manifestado su preocupación por el deterioro de la situación democrática en Hong Kong en el último año.

Fuente

Share.

About Author